Junto a Serafín Marín, el invitado estelar, cincuenta y dos comensales se reunieron entre manteles el pasado miércoles 16 de diciembre, en el hotel Marina Luz, en Palma de Mallorca, para celebrar la comida de Navidad de la ya asentada Asociación Taurina Gastronómica de Mallorca, que preside con la cabeza y el corazón el inimitable e insustituible Juan Gayá.

Cincuenta y dos comensales se reunieron entre manteles el pasado miércoles 16 de diciembre, en el hotel Marina Luz, en Palma de Mallorca, para celebrar la comida de Navidad de la ya asentada Asociación Taurina Gastronómica de Mallorca, que preside con la cabeza y el corazón el inimitable e insustituible Juan Gayá.

Hubo buen humor, algarabía y música al piano de cola por parte de Felipe Campuzano, estrella emergente del teclado, con todos los pronunciamientos para seguir la exitosa estela de Felipe Campuzano padre, que deleitó al personal con pasodobles y piezas españolas. El evento reunió a mucha gente guapa de Palma, entre los que se encontraban Guillermo Dezcallar, buen aficionado donde los haya; el gran Manolito Ruz; Xisco Bonet, de Curtidos Bonet; Nicolau Sastre, el más mallorquín de los mallorquines , y los comisarios de policía, presidentes de la plaza de toros de Palma, Carlitos Ureña y Miguel Chamorro que también ha presidido en los palcos nada más y nada menos que de Sevilla y Bilbao.

Mientras Bárbara Pons, de la Federación Taurina Balear, hablaba con Juan Antonio Fernández, cuyo gasto para acudir al evento asumió de su propio bolsillo, Felipe Campuzano ofrecía un miniconcierto, el diestro Campanilla y la doctora Francisca Garzon departían sobre las últimas novedades del mundo de la Fiesta, Catina Gaviño y Angel Saiz, presidente de la Asociación Gastronómica Tiberi, ejercieron de embajadores de la pintora figurativa Miquele Vidal, que expuso 10 obras y al acabar el ágape ya las había vendido todas.

También asistieron la politóloga y abogada María Antonia Massot; el exbanderillero de Victor Mendes y Rafael de Julia, JuanCarlos García, y Juan Fernández, llamado familiarmente cónsul en Mallorca de Sanlúcar de Barrameda. En fin, todo un éxito de organización de una Asociación Taurina Gastronómica de Mallorca, que no para de crecer día tras día.

En cuanto a Serafín Serrano Marín (Sabadell, Barcelona, 5-3-83) el invitado estrella, lo abordé en un receso y charlamos un buen rato. En el fondo, Serafín es como cualquier joven de su edad, su último capricho ha sido comprarse unos zapatos nuevos. Practica la caza y la natación y dice no saber cuánto tiene en el banco, También dice que de no haber sido torero, hubiera sido torero, y teme un futuro inestable y las velas negras.

Llama a la paciencia su virtud pricipal y dice no conocer sus defectos. Le comento que su mujer estará encantada. Me contesta que está soltero, aunque los toreros tienen un plus para ligar.

Apunta que no le importaría meterse a político para defender grandes injusticias, como la que le ha pasado a él con la abolición de los toros en Cataluña, puesto que ha pasado de matar cincuenta o sesenta corridas comerciales a matar siete de corridas duras; moiras, victorinos y adolfos.

Querido y respetado en Las Ventas y el tendido del 7, pese a ser catalán, confía plenamente en la corrida de Ramos y en la de la feria de San Isidro, al tiempo que espera la resolución final de los toros en Cataluña.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: