En este momento estás viendo Sionismo 2.0
U.S. Air Force F-35A Lightning II Joint Strike Fighters from the 58th Fighter Squadron, 33rd Fighter Wing, Eglin AFB, Fla. perform an aerial refueling mission with a KC-135 Stratotanker from the 336th Air Refueling Squadron from March ARB, Calif., May 14, 2013 off the coast of Northwest Florida. The 33rd Fighter Wing is a joint graduate flying and maintenance training wing that trains Air Force, Marine, Navy and international partner operators and maintainers of the F-35 Lightning II. (U.S. Air Force photo by Master Sgt. Donald R. Allen/Released)

Sionismo 2.0

En el siglo XIX el acoso y persecución a los judíos se había convertido en una costumbre con repercusiones sangrientas en muchas partes de Europa. Esta situación junto con la permanente añoranza de la patria perdida en Palestina llevó a una serie de prominentes figuras hebreas a crear un movimiento para lograr un territorio para los judíos del mundo. Tras muchas revueltas en el camino y dos guerras mundiales se llegaría en 1948 a la creación del estado de Israel, a costa de la expulsión de miles de palestinos, algo, esto último, que aún no ha cesado hoy.

Con la creación del nuevo estado el sionismo pasó a ser la doctrina subyacente de éste, que otorgaba su nacionalidad a todo aquel que, con orígenes hebreos, llegase a incorporarse al nuevo estado que, con una constitución laica, está íntimamente impregnado de la religión judía. Israel en una nueva interpretación del sionismo se autoproclama representante y hogar de los judíos del mundo.

En 1948, y ante un más que probable ataque de los vecinos musulmanes, Golda Meier fue enviada por el presidente David ben Gurion a los EEU buscando el apoyo económico de los judíos yanquis, que fue diez veces superior a lo esperado y que, desde entonces, se ha convertido en parte integrante de la política de todos los gobiernos israelíes; hasta hoy, tiempo en que los apoyos se perfeccionan de otras formas quizás más directas.

En los EEUU los grupos de presión tienen una importancia fundamental en la política nacional. Las grandes fortunas, con sus apoyos económicos en las campañas electorales, y la gran industria armamentística en todo momento, se muestran entre los más importantes, y ahí encontramos frecuentemente la presencia de capitales judíos que siempre están atentos a favorecer las políticas del gobierno israelí.

Los F-35, última joya de la aeronáutica norteamericana llegarán a los Emiratos, en decisión coincidente con el reconocimiento del estado israelí por este país, como también los F-16 a Bahréin, otro país árabe con reconocimiento al estado hebreo. En el caso de Sudan la compensación/presión viene con su salida de la lista de estados terroristas. También hoy nos enteramos que esos aviones ultramodernos aterrizarán en Marruecos, donde ya cuentan con carros de combate Abrams y otras tecnologías punteras de los EEUU, con el reconocimiento casual del estado de Israel también como pago indirecto en este caso y reconocimiento norteamericano a la ocupación marroquí del Sahara, dejando de lado a las NNUU y a España con cara de tonta.  

Israel, un estado en permanente defensiva, va a lo suyo, y nadie podrá reprochárselo, incluso que se alinee con Turquía para derrotar a Armenia, un pueblo casi tan viejo y tan perseguido como ellos, pero que no cuenta con tan valiosos valedores; y de los EEUU, con un más que complicado fin de cuatrienio presidencial, tampoco podemos esperar que tengan en cuentan los daños colaterales pero, para nosotros, puede significar la pérdida de la ventaja militar en nuestra vecindad, algo peligroso y preocupante.

España es importante para los USA, las bases de Rota y Morón así lo muestran pero, quizás, ellos ya no se fían en las actuales circunstancias de nuestra nación. Quién sabe.

Versión en asturiano en abellugunelcamin.blogspot.com

Deja un comentario