No seré yo quien diga que todo fue perfecto, en todo, y que no hubiera ningún caso de tortura, violackón, vejación…, pero ¡en modo alguno fue lo normal! 

Tengo 66 años, y fui alumna interna, y recuerdo esa etapa como una etapa feliz de mi vida, internos fueron varios de mis primos, chicos y chicas, y de mis amigos, también de ambos sexos, y familia, y amigos de estos, y….hablamos de una época en que los internados estaban llenos, y había cola para entrar, y hablábamos entonces, y hablamos ahora, y ¡todo eso nos parece una mentira! Sí, conocimos casos, pero eran contados, no para darles tanto bombo…

¿Por qué no dicen también lo bueno que hubo en los internadios y cómo nos enseñaron a crecer, valernos por nosotros mismos, estudiar, organizarnos, llegar a más…? 

Rompo mi lanza por mi colegio y por los que conozco, que son bastantes, y me parece una campaña de desprestigio que se exprese así. ¡Se pueden contar los casos, sí!, pero no dándolos así.

Es mi opinión y la de los que han hablado conmigo. Que vivamos con salud y paz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: