CEREMONIA DE ENTREGA DE LOS PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS 2020

CEREMONIA DE ENTREGA DE LOS PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS 2020

Sus Majestades los Reyes acompañados de Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía, presidirán el acto de entrega de los galardones, que distinguen en esta edición a los sanitarios españoles en primera línea contra la COVID-19, Premio Princesa de Asturias de la Concordia; a Ennio Morricone y John Williams, Premio Princesa de Asturias de las Artes; a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y Hay Festival of Literature & Arts, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades; a Dani Rodrik, Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales; a Carlos Sainz Cenamor, Premio Princesa de Asturias de los Deportes; a Anne Carson, Premio Princesa de Asturias de las Letras; a Yves Meyer, Ingrid Daubechies, Terence Tao y Emmanuel Candès, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica; y a Gavi, the Vaccine Alliance, Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional.

Sus Majestades los Reyes, acompañados de Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía, han presidido el acto de entrega de los premios de la Fundación Princesa de Asturias 2020, celebrado en el Hotel Reconquista de Oviedo con la presencia de Su Majestad la Reina Doña Sofía.

Un acto en el que Su Majestad el Rey ha afirmado que “La España democrática fue lo que dio sentido a la razón de ser de nuestra Fundación. Desde su nacimiento -hace ahora 40 años en este salón Covadonga donde nos encontramos-, nuestra Fundación ha trabajado sin descanso, cultivando siempre sus profundas raíces en el saber, el pensamiento, en el amor a la ciencia y la cultura, en la solidaridad; y ha ido creciendo gracias a la permanente savia que, al igual que nuestra sociedad, ha recibido de nuestra Constitución: un compromiso histórico que garantiza día a día nuestra convivencia democrática, la dignidad del ser humano, y sus derechos y deberes como ciudadano en libertad. Un compromiso permanente, en suma, con nuestros principios y valores constitucionales.”

En una edición de estos premios tan marcada por la pandemia, Don Felipe ha manifestado que “durante esta crisis la inmensa mayoría del pueblo español está dando pruebas inequívocas de resistencia y entereza. Su ejemplo no puede ser un esfuerzo estéril ni caer en el olvido. Y ese ejemplo nos exige a todas las Instituciones estar siempre -y ahora más que nunca- al lado y al servicio de los ciudadanos; requiere conducirnos con sentido del deber, con la mayor responsabilidad, y con la máxima integridad y rectitud, para que el interés nacional prevalezca y los intereses generales de los españoles sean nuestro norte y guía”.

“Quizá es este un momento en el que, de forma más necesaria, precisamos valor y esperanza. Esta ceremonia, las circunstancias en las que se celebra, la experiencia de los últimos meses, son la prueba de que nada ha sido fácil. La prueba de que hemos estado y seguimos estando sometidos -la Humanidad entera-  a una presión y una tensión muy duras.”, ha dicho el Rey.

En su discurso, ha señalado que “esta crisis sanitaria ha puesto a prueba las capacidades de los Estados; ha mostrado sus debilidades y carencias como también sus fortalezas; e igualmente la trascendencia de los altos valores que deben regir la vida democrática; la importancia que, para todos, sin distinción alguna, tienen la solidaridad, la unión, en definitiva, el afecto. El valor de estrechar la mano, de un abrazo, de una caricia… Un afecto que entre todos hemos cultivado a lo largo del tiempo y que nos enlaza y nos atraviesa, dándonos vida. 

Antes de Su Majestad el Rey ha intervenido Su Alteza Real la Princesa de Asturias, quien ha explicado que “tengo casi  quince años. Sigo muy de cerca, como muchos niños y jóvenes de mi edad, lo que sucede en nuestro país. Y después de haber estado meses sin ir al colegio, la vuelta a clase nos demostró que tenemos que adaptarnos a estas nuevas circunstancias, siempre con la esperanza de que todo mejore.

“Pero si hay algo que mi hermana Sofía y yo hemos aprendido es el sentido de la responsabilidad. Nuestros padres nos lo han enseñado siempre. Y creo que los jóvenes de mi generación también son conscientes de ello. Un sentido de la responsabilidad que pasa por no olvidarnos nunca de las personas que nos rodean, que nos quieren y a quienes queremos.”, ha afirmado la Princesa, quien ha agregado que “también hemos comprobado la importancia de la solidaridad gracias a personas que, como las premiadas, son un ejemplo de cómo enfrentarse a las dificultades. Con vuestro extraordinario trabajo y talento, nos marcáis el camino.”

En esta edición, el premio en la modalidad de Concordia ha sido para los sanitarios españoles en primera línea contra la COVID-19; a Ennio Morricone y John Williams el Premio Princesa de Asturias de las Artes; a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y Hay Festival of Literature & Arts, el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades; a Dani Rodrik, el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales; a Carlos Sainz Cenamor, el Premio Princesa de Asturias de los Deportes; a Anne Carson, el Premio Princesa de Asturias de las Letras; a Yves Meyer, Ingrid Daubechies, Terence Tao y Emmanuel Candès, el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica; y a Gavi, the Vaccine Alliance, el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional.

Sus Majestades los Reyes, Su Alteza Real la Princesa de Asturias, Su Alteza Real la Infanta Doña Sofía y Su Majestad la Reina Doña Sofía han saludado en el vestíbulo del hotel al presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón; al presidente de la Fundación Princesa de Asturias, Luis Fernández-Vega, y el Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli.

Seguidamente, se dirigieron al Salón Covadonga atravesando el Patio de la Reina, y saludaron a Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno; a Meritxel Batet, presidenta del Congreso de los Diputados; Pilar Llop, presidente del Senado; Carlos Lesmes, Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial; y Pablo Casado, presidente del Partido Popular.

En esta edición, los premiados son:

ANNE CARSON,

Premio Princesa de Asturias de las Letras. En los distintos ámbitos de su escritura, la porta y ensayista canadiense Anne Carson ha alcanzado unas cotas de intensidad y solvencia intelectual que la sitúan entre los escritores más destacados del presente. Desde el estudio del mundo grecolatino ha construido una poética innovadora donde la vitalidad del gran pensamiento clásico funciona a la manera de un mapa que invita a dilucidar las complejidades del momento actual. Su obra mantiene un compromiso con la emoción y el pensamiento, con el estudio de la tradición y la presencia renovada de las Humanidades como una manera de alcanzar mejor conciencia de nuestro tiempo, según el jurado. La premiada ha agradecido el galardón en un vídeo proyectado en el acto.

FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE GUADALAJARA Y HAY FESTIVAL OF LITERATURE & ARTS,

Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, cuyo galardón han recogido por Cristina Fuentes, directora para Latinoamérica y Proyectos Internacionales de Hay Festival y la señora María Sheila Cremaschi, directora del Hay Festival de Segovia. Seguidamente, se ha llevado a cabo la proyección de un vídeo de agradecimiento del Raúl Padilla, presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. El jurado decidió otorgarle el galardón por representar los más importantes puntos de encuentro del libro, los escritores, los lectores y la cultura en el mundo. La Feria Internacional de Guadalajara, impulsada en 1987 por la universidad de esa ciudad mexicana, se ha convertido en un fenómeno literario universal. Con una enorme resonancia popular y una participación masiva, constituye un gran foco de proyección de la lengua española. Nacido en 1988 en la pequeña localidad galesa de Hay-on-Wye, el Hay Festival convoca a lectores y escritores a través de las ediciones que se extienden desde 2006 por América, Europa y Oriente Próximo. Ambos acontecimientos reúnen en torno a la literatura a los públicos más variados y congregan cada año a cientos de miles de visitantes para fomentar entre ellos el hábito de la lectura. La Feria de Guadalajara y el Hay Festival contribuyen decisivamente, además, a fortalecer las industrias culturales y a hacerlas sostenibles.

GAVI, THE VACCINE ALLIANCE,

Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional. Ha agradecido el galardón Seth Berkley, presidente de Gavi, The Vaccine Alliance. Concedido por su trabajo en facilitar el acceso universal a vacunas para reducir el impacto de las enfermedades infecciosas y por contribuir a que la mitad de la población infantil del mundo esté protegida por rutinas de vacunación. Gavi es un mecanismo de cooperación internacional que reúne actores públicos y privados en apoyo a los sistemas sanitarios nacionales para llevar a cabo programas en 73 países del mundo con los que se ha conseguido vacunar a 760 millones de niños de los países en vías de desarrollo. La alianza Gavi, que se caracteriza por aplicar soluciones innovadoras, contribuye de manera directa a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y repercute en la mejora de la esperanza de vida. Su trabajo, basado en la cooperación multilateral, aglutina a todos los sectores sociales y aúna esfuerzos en favor de la salud de los más vulnerables. Mediante la concesión de este Premio, el jurado quiere resaltar la importancia para la salud pública de la inmunidad por vacunación, como recomienda el conocimiento científico.

CARLOS SAINZ,

Premio Princesa de Asturias de los Deportes. Presente en el Salón Covadonga, tras recoger el galardón ha dirigido unas palabras como Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2020. Por su excepcional trayectoria como piloto, en una carrera espléndida, diversa e innovadora de más de tres décadas en la élite. Sainz ha sido elegido el mejor piloto de rallies de todos los tiempos. Ha conquistado en dos ocasiones el mundial y ha ganado tres veces el Dakar, siendo el deportista más veterano en lograrlo, a la edad de 57 años. El carismático piloto español ha dejado constancia siempre de un gran espíritu de superación y competitivo combinado con el esfuerzo, la disciplina y la solidaridad, que se ha reflejado también en su constante apoyo a jóvenes pilotos a lo largo de su dilatada y exitosa vida deportiva.

DANI RODRIK,

Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales. Se ha se proyectado un vídeo suyo de agradecimiento. El jurado acordó conceder el premio al economista turco por fortalecer el rigor en el análisis de la dinámica de globalización de las relaciones económicas internacionales, aportando conclusiones que contribuyen a mejorar el funcionamiento del sistema económico y a hacerlo mucho más sensible a las necesidades de la sociedad. De sus trabajos se deduce la necesidad de mejorar el gobierno de la globalización, un tema de gran relevancia en un momento de cuestionamiento del multilateralismo. En una coyuntura en la que el déficit creciente de gobernanza global y la necesidad de generar bienes públicos se hace más evidente (y la actual pandemia lo pone de manifiesto), la obra de Dani Rodrik aporta instrumentos esenciales para el análisis de las relaciones internacionales y el refuerzo de las instituciones multilaterales. El trabajo de Rodrik ha conducido el análisis económico y la economía política hacia un territorio más cercano a la realidad. Ha contribuido no solo a la ampliación del conocimiento de la economía internacional sino también a hacerla compatible con la paz, así como con la reducción de la pobreza y de la desigualdad.

ENNIO MORRICONE Y JOHN WILLIAMS,

Premio Princesa de Asturias de las Artes. Se ha proyectado un vídeo de agradecimiento de John Williams. Andrea Morricone, hijo de Ennio Morricone, ha recogido el galardón y después se ha dirigido al contiguo Patio de los Gatos para dirigir una orquesta de diez músicos que han interpretaron “Deborah’s Theme”, de la película “Érase una vez en América”. Con este premio, el jurado quiere reconocer el valor fundamental de la creación musical para el cine. Los dos autores premiados han enriquecido con su talento cientos de películas. Mientras Morricone construyó su reputación poniendo música desde Europa al lejano oeste americano, Williams trasladó el espíritu de la tradición sinfónica vienesa a grandes éxitos de Hollywood. Si hay algo que tiene en común la extensa y variadísima obra de ambos compositores es su deslumbrante capacidad para traspasar géneros y fronteras. Dotados de una inconfundible personalidad, entre sus obras se encuentran algunas de las composiciones musicales más icónicas del séptimo arte, que ya forman parte del imaginario colectivo. Williams y Morricone muestran un dominio absoluto tanto de la composición como de la narrativa, aunando emoción, tensión y lirismo al servicio de las imágenes cinematográficas. Sus creaciones llegan incluso a transformarlas y trascenderlas, sosteniéndose por sí mismas como magníficas obras sinfónicas que se encuentran entre el repertorio habitual de las grandes orquestas. Todo ello los convierte en dos de los compositores vivos más venerados en todo el mundo.

YVES MEYER, TERENCE TAO, EMMANUEL CANDÉS E INGRID DAUBECHIES,

Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica. Emmanuel Candés ha recogido el galardón, y después se ha proyectado un vídeo en el que la galardonada Ingrid Daubechies ha hablado sobre las matemáticas con imágenes de los galardonados. El jurado acodó conceder por unanimidad el galardón a Yves Meyer (francés), Ingrid Daubechies (belga/estadounidense), Terence Tao (australiano/estadounidense) y Emmanuel Candès (francés) por sus contribuciones pioneras y trascendentales a las teorías y técnicas matemáticas para el procesamiento de datos, que han ampliado extraordinariamente la capacidad de observación de nuestros sentidos y son base y soporte de la moderna era digital.  Por una parte, Yves Meyer e Ingrid Daubechies han sido líderes en el desarrollo de la moderna teoría matemática de las ondículas (wavelets), que son como latidos matemáticos que permiten desde asomarnos a Van Gogh y descubrir su estilo hasta escuchar la música que encierra el aparente ruido del Universo, entre otras muchas aplicaciones de todo tipo. En definitiva, visualizar lo que no podemos ver y escuchar lo que no podemos oír. Por otro lado, la colaboración entre Terence Tao y Emmanuel Candès y sus aportaciones en las técnicas de percepción comprimida (compressed sensing), además de los innegables avances en imagen médica y otras pruebas diagnósticas derivadas de esta, nos permiten completar las señales electromagnéticas o reconstruir melodías a las que el tiempo les robó notas. Este Premio subraya la contribución social de las matemáticas y su trascendencia como elemento transversal de todas las ramas de la ciencia.

SANITARIOS ESPAÑOLES EN PRIMERA LÍNEA CONTRA LA COVID-19,

Premio Princesa de Asturias de la Concordia. Este especial galardón ha sido recogido por Verónica Real, supervisora de enfermería en el servicio de urgencias extrahospitalarias de la Comunidad de Madrid Summa 112 y directora de enfermería en el Hospital Covid-19 Ifema, y por Salvador Balboa, médico interno residente de 5º año de Medicina Intensiva en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias. Posteriormente, José Eugenio Guerrero, jefe de la UCI del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y del Grupo HM, en representación del Premio Princesa de Asturias de la Concordia ha dirigido unas palabras. El jurado ha concedido este premio por ser miles de personas que, desde sus respectivas responsabilidades y tareas, en centros sanitarios públicos y privados, y otros servicios, han estado en contacto directo con los pacientes afectados por la COVID-19, conformando la primera línea en la lucha contra esta enfermedad. Con su heroico espíritu de sacrificio, y asumiendo graves riesgos y costes personales, incluso la pérdida de la propia vida, se han convertido ya en el símbolo de todas las personas, instituciones y empresas enfrentadas a esta pandemia, reconocido como tal con constantes muestras de agradecimiento y solidaridad no solo por el conjunto de la sociedad española, sino también en el ámbito internacional. En sus deliberaciones, el jurado ha resaltado la importancia de la proyección de esa ejemplaridad personal hacia el futuro incierto que se avecina, la representación en el colectivo premiado de todas las personas y estamentos que en la sociedad están librando esta batalla y la voluntad de simbolizar en ellos el reconocimiento a quienes en los distintos países han venido teniendo un comportamiento ejemplar contra la pandemia.

El Himno de Asturias, interpretado por la Banda de Gaitas “Ciudad de Oviedo” concluyó con la entrada en el Salón Covadonga de los miembros de la Banda – sin instrumentos de viento – y su director.

Los galardonados, precedidos por el director de la Banda de Gaitas, abandonaron el Salón Covadonga y se dirigieron por el pasillo central hacia la puerta principal, cruzando el Patio de la Reina, mientras la Banda de Gaitas, la percusión desde el salón y viento desde el Patio de la Reina, interpretan “El Xarreru”.

Sus Majestades los Reyes, Su Alteza Real la Princesa de Asturias, Su Alteza Real la Infanta Doña Sofía y Su Majestad la Reina Doña Sofía abandonaron el Salón Covadonga para desplazarse al Patio de los Gatos donde se producirá un encuentro con los galardonados y los invitados.

© Casa de S.M. el Rey

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies