23 DE FEBRERO DE 1981-23 DE FEBRERO DE 2021 – 40 AÑOS

En estos tiempos difíciles cuando la paz mundial, social y política se ve amenazada no solo por el COVID 19, sino también por elementos que aprovechan esta confusión desesperante para hacerse con el poder, debemos de echar la vista atrás a nuestra historia.

Cuando hace 40 años la democracia corrió peligro en España solo pudo ser salvada gracias a los ciudadanos del pueblo español, quienes solo tres años antes habían dicho sí en un 91% de votos a la Constitución y al sistema de monarquía parlamentaria que nos representa a día de hoy. La rápida intervención de S.M Juan Carlos I más la de los militares que eran leales al nuevo cambio y a los nuevos tiempos evitó el retorno a una nueva dictadura militar, o en el caso más grave, una nueva Guerra Civil, junto con el apoyo de los españoles.

Ahora, 40 años después del 23-F, este legado debe refortalecerse y hacer ver a los jóvenes la historia auténtica, no los cuentos de vieja que se cuentan en los bares en donde se miente más que habla, pero también en las instituciones docentes se debe de mostrar la Transición como un legado que ya querrían otros países para sí mismos. España y su historia son modelo de ejemplo a seguir en muchos países. En el mundo entero.

Aquellos que predican la libertad desde los sectores más extremistas de la izquierda son los que la ponen en peligro, queriendo adoctrinar, pero no enseñar. Infundir odio y no respeto, crear a pequeños guerrilleros que juegan a ser el Che y Fidel Castro, los mismos que ahora queman comercios y asaltan inmuebles en Barcelona, todo porque la Ley se hizo cumplir con un rapero insignificante que se las dio de libertador. Pero para ellos esto es libertad de expresión.

Por el otro extremo, el de la derecha más radical, hay peligro también para la democracia. El amor a a la patria no es infundir odio a los que vienen de fuera, o exigir cambios en el beneficio de unos pocos, o usar la violencia y creernos superiores en lo nacional o racial. Los separatismos y nacionalismos que solo representan el caldo de cultivo del chovinismo más indigesto no tienen hoy sitio en ninguna institución y no deberían.

Si Su Majestad salvó la democracia aquel 23 de febrero de 1981 hoy su hijo, Su Majestad Felipe VI, la salvó en el 3-O, porque ahí también se pretendió romper España y se estaba violando la Carta Magna y el principio de unidad que en ella se cita, al igual que se pretendió en el 81.

40 años nos deben de haber enseñado algo, pues por favor Sres del Congreso, dejen de jugar y pónganse a gobernar de verdad. No metan a zorros en el gallinero, no permitan ataques a la democracia dentro de la sede en donde esta se representa, porque el Congreso de los Diputados es el Templo de la democracia, nuestro templo y no el de aquellos que se han creído elegidos para romper España y reescribir la historia. He hablado.

FELIZ 40 ANIVERSARIO DEL RESCATE DE LA DEMOCRACIA

VIVA S.M JUAN CARLOS I, VIVA S.M FELIPE VI

Y VIVA LA CONSTITUCIÓN Y LA TRANSICIÓN.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies