Comienza un año y todos preguntamos ¿Qué va a traer de nuevo?… ¡Qué tiempos más contradictorios nos ha tocado vivir! 

Siguiendo la ley del péndulo hemos pasado de machismo a hembrismo. Por el «a la contra» hemos invertido nuestra escala de valores y defendemos más a los delincuentes que a las víctimas. Nos estamos cargando la familia, pilar de la sociedad. Hemos tergiversado las palabras y les hemos dado sentidos nuevos…

Palabras tan grandes como libertad, se ha cambiado por libertinaje. Ya no defendemos nuestros valores positivos que nos hicieron salir siempre adelante: el esfuerzo, la superación, el sacrificio, el honor…. han dado paso a hedonismo, comodidad, arribismo… 

El gobierno en funciones busca pactos con separatistas, terroristas, populistas, comunistas sin ideales para mantenerse en el poder, pactos caros porque es fácil ser generoso con el esfuerzo ajeno y que pagaremos todos. ¿Cómo pueden engañarnos y vendernos?… Lo peor no es que lo hagan ellos, es que lo consientan tantos, en primer lugar, sus correligionarios y, después, sus votantes. ¿Cómo no ven que si España cae caemos todos?

Y si lo ven ¿Cómo no se atreven a decirlo?… 

Ya que estamos en tiempo de regalos ¿Y si nos regalamos un cuento y lo analizamos? ¿Y si proyectamos en él la situación que estamos viviendo? El nuevo traje del emperador.

Hace pocos días se conmemoraba la toma de Granada por parte de los Reyes Católicos, quienes recibieron las llaves de la ciudad de manos del rey Boabdil, último rey musulmán, terminando así la Reconquista y sellando la unidad de España… ¡Que poco se ha comentado! ¡que poco lo han sacado los medios de comunicación!…..
Siglos de lucha, años de negociaciones por la unidad de un país… Y no se festeja, eso sí en Granada hubo dos movimientos enfrentados, quienes festejaban este día y quienes están en contra de que se hiciera, ¿cómo se puede estar en contra?…. Si hay yihadistas que anuncian que recuperarán El Andaluz y musulmanes que se ofenden porque se conmemore la reconquista, porque hay quienes les «escuchan»…..
Y mientras esto ocurre Pedro Sánchez pacta con separatistas, etarras, comunistas extremos, proetarras, demagogos…, para comprar su presidencia a costa de España, una España que él está rompiendo, separando, arruinando…
Los Reyes Católicos unifican España, Pedro Sánchez la está separando
¿Dónde queda su «igualdad», si da todo lo que le piden a unos a costa de otros, si ya de por sí, según en la comunidad en que se viva se tienen unos privilegios y otras no, sanidad, educación, servicios sociales…, dependiendo de dónde viva y el beneficio en votos que les puedan aportar. ¿Que hacen  de ese cacareado»progresismo», que no todos entienden y que no se analiza si es verdad que se aplica o no? ¿Qué progreso es la destrucción de empleo con políticas populistas?
¿Qué libertad y democracia la que ataca a todo lo que no sea su pensamiento político?¿Anteponer los derechos de los delincuentes a los de las víctimas y los de los ocupas a los de los propietarios?….
¿Qué feminismo el que, lejos de valorar a la persona como persona, da puestos consoladores a las mujeres de su formación para asegurarse su voto y su aportación?
Años de reconquista para ahora dar paso a invasores y encima darles lo que muchos españoles no tienen, para tenerlos de cara, para ahora romperla por «sillones»…
Y lo más triste, los que callan, los que le siguen, por estómago agradecido, por envidias, por revanchismo, por conformarse con que no tengan otros lo que ellos no puedan tener, sin valorar lo que se esforzaron para tenerlo y que ellos quieren sin esfuerzo.
¿Conocen la historia? ¿Saben cómo terminó el gobierno con el frente popular al frente?… Para ello tendrían que saber qué pasó, la quema de iglesias, conventos, colegios, asesinatos de católicos, religiosos, ricos, entre ellos mismos por el poder… No digo que los que se rebelaron ante esto lo hicieran todo bien, pero sí resaltar quién empezó, que no empezó de golpe, empezó tenuamente… Como ahora… distrito escolar, contra la iglesia católica y la enseñanza  concertada… Ya hemos tenido quema de imágenes religiosas, profanación de sagrarios, ataques a la monarquía y… ¿Qué hacemos?
Siento como si estuviéramos entrando en un banco de niebla. ¿Cuándo saldremos? ¿Qué nos encontraremos en la niebla? ¿Cómo y cuándo podremos salir?
Callar y consentir es también destruir porque es dar fuerza a los que nos están vendiendo y destruyendo. Salvemos España y hagamos de ella el país que se estaba consiguiendo y disfrutémoslo. 

¿Nos traerán los Reyes a ese niño del cuento mencionado, persona inocente capaz de ver la realidad y gritársela a todos buscando salvar el país?

Por la paz y la unidad de España, por un buen futuro en ella para todos, empecemos defendiendo la Salud y la Paz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: