Catalina la Grande y la Nakaz

Catalina la Grande y la Nakaz

Catalina II llevaba en el trono de Rusia ya 3 años cuando en 1765 decidió revisar el Código Civil Ruso, escrito en el año de 1649, durante el reinado del Zar Alexis I.

La Emperatriz no se encontró solo con un absoluto desorden legal en dicho documento, sino que también observó que muchas leyes eran más típicas de la Edad Media que del siglo de la Ilustración. Horrorizada decidió cambiar aquello.

Como ya he expuesto en anteriores artículos, antes de ser emperatriz, Catalina tuvo 18 aburridos años como ella misma declaró para leer libros. Su favorito era el Espíritu de las Leyes de Montesquieu, del cual dijo que debía ser el breviario con el que durmiera todo monarca bajo su almohada. De aquel libro copiaría muchas ideas para su nuevo sistema de leyes y el nuevo Código.

Para la elaboración del nuevo documento la Emperatriz ordenó establecer una comisión especial que incluiría a los diputados de todos los territorios del Imperio Ruso. Tenían que reunirse en Moscú y traer órdenes de sus electores. Mientras esto se llevaba a cabo Catalina estuvo 2 años trabajando en la Nakaz (Código),  que pretendía presentar ante todos los cuerpos legislativos y los diputados de los territorios imperiales.

Como ella misma diría: -Estoy inmersa en la locura legislativa, trabajando hasta 15 horas diarias en mi Nakaz.

Sin duda alguna fue una locura, dado que según las fuentes, los criados apenas tenían tiempo de vertir tinta nueva en los tinteros y cortar nuevas plumas para escribir.

Finalmente en 1767 la Nakaz estuvo lista y la Emperatriz viajó desde San Petersburgo a Moscú. La comisión que debía presenciar la presentación de la Nakaz se componía de todos los estamentos de la población, exceptuando al clero y los siervos. Se eligieron un total de 564 diputados de los cuales un 30% eran nobles, un 39% residentes de la ciudad, el 14% eran aldeanos, el 5% burócratas y un 12% representantes del campesinado y a la cabeza estuvo la Emperatriz. La reunión se llevó a cabo en el salón del trono del Kremlim.

La Nakaz, escrita en francés y en ruso,  se componía de un total de 22 capítulos y 655 claúsulas junto a la introducción y conclusión de esta. Aunque no era una constitución, y en ella además se defendía el sistema absolutista como único guía del progreso del pueblo de Rusia, si que recogía leyes muy avanzadas para la época. En la introducción se empezaba diciendo que Rusia es un país europeo cuyo avance se debe a las reformas de Pedro el Grande, de esta forma Catalina mostraba que estaba dispuesta a que con la reforma legislativa, Rusia estuviera a la altura de países como Francia e Inglaterra. Recogía principios como:

*Igualdad para todos los hombres

*Abolición de la pena de muerte

*Derecho de la defensa de inocencia

*Sociedad de la ley

*Igualdad de trato ante la ley

*Libertad del Estado

*Abolición de los castigos físicos

*Condena de la tortura

*Creación de Jurados y juicios justos

*Libertad de pensamiento y expresión, mientras esta no faltara respeto al estado

*Trato favorable a los siervos, y en un futuro otorgarles su emancipación y concederles sus propias tierras para no trabajar las de la nobleza o la iglesia.

Esta última originó conflictos con la nobleza terrateniente y se exigió un cambio de algunas leyes de la Nakaz, algo que no gustó a la Emperatriz. Incluso la versión corta de la Nakaz enfureció a la nobleza rusa, y fuera del país en cambio causó admiración en países cómo Inglaterra. En cambio en Francia, patria de la libertad del pensamiento, se prohibió su publicación. Catalina no entendía como era posible que no vieran que si aquel documento era aceptado, podía mejorar la vida de muchos. La Nakaz fue retocada tantas veces por la Comisión (hubo un total de 203 reuniones) que al final la Emperatriz se desilusionó con el proyecto. Pese a todo fue aprobada aunque muy cambiada y a Catalina le concedieron los títulos de Sabia, Grande y Madre de la Nación. A ella no le gustó nada de esto y escribió irritada:

-Quería que redactasen leyes, pero solo hicieron anatomías de mis cualidades. Solo Dios es sabio ¿Grande? ¡Los descendientes juzgarán!

Al final solo aceptó el título de Madre de la Nación.

A pesar de que el absolutismo se mantuvo en Rusia hasta 1917, la Nakaz de Catalina la Grande fue un documento revolucionario para su época, pues se adelantó 10 años a la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y 22 años a la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en Francia.