Uno de los errores de la democracia es la de elegir alcaldes, presidentes de comunidades autónomas o presidentes de gobierno, no honrados ni que estén preparados en la administración del Estado, sino que son personas afines a un determinado partido político, no impera la valía de la persona sino su afinidad al partido que lo puso en las listas. Y digo esto porque los elegimos por simpatía, porque pertenecen a determinados partidos afines a nuestra ideología. ¿Pero dónde están las academias que forman a los políticos? Luego nos encontramos con personas sin escrúpulos, corruptos o gente de la calle que los hemos puesto ahí porque iban en las listas de su partido político en unas elecciones. 

Un político puede estar formado profesionalmente y, sin embargo, propenso a ser comprado o corrompido directa o indirectamente. Unas veces personalmente y otras para hacer ingresos a su partido, se llame como se llame. Están ahí porque cobran, no por altruismo ideológico. Se podían llamar “los cobradores del frac”. Quizás de los políticos y altos funcionarios deberíamos tener en cuenta sus valores morales, más que su currículum. Porque la integridad es familia de la honradez y del honor. ¿Acaso si los eligiéramos directamente serían más honestos? No se sabe, es una lotería ¡Lástima! Por ello, cuando ve valora a los políticos siempre van a la baja, a la desconfianza, porque nos defraudan en la confianza. Y en las campañas electorales, sabes de antemano que no cumplirán lo prometido. Una promesa electoral no tiene valor jurídico, es eso, solo una promesa, y nunca un contrato con sus administrados. Amigos lectores ¿qué queréis que os diga?, a mí los políticos cada vez me defraudan más. Por ello, no estoy afiliado a ningún partido, y hablo desde la imparcialidad objetiva.

Esto sucede porque creemos que son excepcionalmente buenos, cuando se dedican a llevar una concejalía, pero no porque les voten directamente. Los anarquistas consideran que no tienen necesidad de ser gobernados por otros, y ¿acaso sería más provechoso gobernarnos por nosotros mismos? Es decir, la abolición de todo Estado o autoridad: la libertad absoluta utópica. Por todo ello, como otras formas de gobierno, el anarquismo no ha tenido porvenir, quizás porque carecen del conocimiento profundo de la sociedad.  Nuestras conciencias continúan brutalmente adormecidas hasta que llegue un nuevo despertar por medio del conocimiento, adaptándonos paulatinamente a la modernidad sin perder de vista el pasado como regla de medir los errores de los fascistas, nazismos y fundamentalismos.

La realidad siempre es mucho más compleja de lo que suponemos o imaginamos, y que nuestra percepción de los hechos y nuestro juicio acerca de lo verdadero o de lo falso o de lo aparente podrían estar torcidos, es decir, que jamás la podemos alzar, porque no tenemos «las gafas» del conocimiento total.

Louise Paulwels en su libro El retorno de los brujos, (en colaboración con Jacques Berguer) escribió que «Los hombres no encuentran lo que merecen, sino lo que les asemeja». Ellos no querían aceptar este mundo como nos lo enseñan en clase, sino que creían que había algo más, por ello investigaron en esoterismo y en el realismo fantástico, nos acercan a la alquimia, a la parapsicología, al espiritismo y las civilizaciones desparecidas, lo cual nos conduce a la frase acuñada por Louis y Jacques «Existen otros mundos, pero están en este».

Buscar nuevas fronteras nunca está de más para ampliar nuestros puntos de vista, porque la cultura nos hace más libres y tolerantes. Cuanto más viajemos, más referencias comparativas tendremos para razonar como ciudadanos, con más posibilidades y perspectivas. El provincianismo siempre es retrógrado.

Los argumentos expuestos nos advierten que no debemos fiarnos de aquellos que se presentan como excepcionalmente buenos, ni de los nuevos Mesías, ni profetas, porque la realidad es que desean llegar al poder para no cambiar nada, y asemejarse a los que le precedieron.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: