Allá por el lejano 1823, en Cuba, el Capitán General Vives desbarató lo que sería el primer intento de emancipación cubana; una conspiración nacida a partir de una logia masónica secreta de nombre “Los soles y rayos de Bolivar” que, es fácil deducir, se inspiraba y recibía apoyo desde la Gran Colombia que dirigía Simón Bolivar.

Como muchas sociedades secretas de objetivos subversivos, sus células, independientes por seguridad, constaban de un cabecilla, el sol, que captaba seis seguidores, los rayos. Llegado el momento, una vez armadas y adiestradas debían conformar una fuerza suficiente para hacer caer el poder de la autoridad del Capitán General que, para su desgracia, era Francisco Dionisio Vives, sin duda uno de los mejores de los que pasaron por la isla y contra el que se estrellaron todos los intentos subversivos durante su largo periodo de mando. 

https://www.academia.edu/36908470/CUBA_La_Guerra_de_todo_el_pueblo_de_Fidel_Castro_Un_dise%C3%B1o_espa%C3%B1ol

En relación con Maduro debo confesar que planteo la pregunta ya que no me atrevo a afirmarlo pues son ya muchas las ocasiones en que distintos analistas, yo entre ellos, dieron por hecha su caída. Quiero pensar que en esta oportunidad las cosas son distintas y parte de la responsabilidad se debe de nuevo a “Los Soles” aunque la categoría moral de los actuales está muy lejos de la de aquellos criollos de 1823, que además de hacienda arriesgaban su vida.

Los actuales Soles, según la DEA, la agencia de lucha contra la droga de los Estados Unidos, forman una asociación de gerifaltes bolivarianos, política y militar, cuyos miembros más destacados serían Diosdado Cabello, el número 2 del régimen, Vladimir Padrino, el jefe de las Fuerzas Armadas, y el propio Maduro; ellos serían los responsables de los tráficos de cocaína de estos últimos años hacia los EEUU.

En estos últimos días estamos asistiendo a una serie de noticias que parecen indicar que algo importante se mueve en la trastienda. En Colombia se ha entregado a la DEA el general Cliver Alcalá, quien ya estaría “cantando” en los EEUU y tras cuya declaración se encontraría la requisitoria lanzada contra Maduro. Aquí en España ha saltado la noticia de que el general Hugo Carvajal, el “Pollo” Carvajal, durante años capo del servicio de inteligencia venezolano y sorpresivamente desaparecido justo cuando iba a ser detenido en Madrid para su entrega a la justicia norteamericana, está en tratos con el CNI para su entrega inmediata a Washington. ¿Casualidad? Lo dudo.

Pero quizás la más importante de todas las noticias vino ayer de la mano de las agencias. Rosneft, la macro compañía petrolífera rusa, aquella que Putin construyera después de encarcelar y expropiar a todos aquellos magnates de la era Yeltsin que no se alinearon a su lado, abandona sus operaciones en Venezuela y pone en venta los activos que aún le quedaban allí. Es toda una declaración de que el último apoyo de Maduro, el chino hacía ya tiempo que se le había retirado, está a punto de abandonar el barco.

¿Estaremos ante los últimos días de Nicolás Maduro? ¿Se acabarán los viajes de Zapatero? ¿Y qué pensará Raúl Castro de todo esto? Tiene para estar preocupado.

*Versión en asturiano en abellugunelcamin.blogspot.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: