Nom
Fotografía: © Revista Religión en libertad, sábado 18 de abril de 2020

Nom

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:OPINIÓN

Una amiga me hizo llegar ayer un video titulado “Algunas metas y estrategias del NOM”. Es una clase magistral que imparte Nelson Medina, un Dominico físico y matemático, es un poco largo, pero se convierte en una clase magistral de la realidad. ¡¡Engancha!! Vale la pena escucharlo con detenimiento y coger apuntes.

Comienza diciendo que el menú de la historia de la Iglesia es: Persecuciones externas, enfermedades internas, abundancia de gracia,  y los santos y santas de cada época.

En nuestra era ocurre lo mismo, y para poder ubicarse y ver cual es la ruta, debemos estudiar los signos de los tiempos. Discernir los signos de los tiempos es tarea de cada uno. Nelson Medina anima en su discurso a hacer esto. Y, para poder comprender lo que está pasando, aconseja leer más. Recomienda leer los libros publicados por el cardenal Robert Sarah. La figura de este cardenal no hace más que crecer, convirtiéndose en uno de los faros que guían a tantos cristianos en estos nuestros complejos tiempos .

Su profundidad, su valentía y ese modo de hablar sosegado, pero no por ello menos cargado de autoridad, lo hacen especialmente atractivo. Primero sorprendió al mundo con aquel Dios o nada, que ya desde su mismo título es una osada proclama. Luego sorprendió aún con su redescubrimiento de La fuerza del silencio, poniendo el dedo en la llaga sobre lo que necesita imperiosamente un mundo ahogado por el ruido.

Ha concluido esta monumental trilogía con el imprescindible Se hace tarde y anochece, un nuevo libro entrevista con Nicolás Diat, como los dos anteriores, en el que aborda la crisis en la que estamos sumidos y que va mucho más allá de determinados aspectos particulares. En palabras del propio cardenal Sarah “En la raíz de la quiebra de Occidente hay una crisis cultural e identitaria. Occidente ya no sabe quién es, porque ya no sabe ni quiere saber qué le ha configurado, qué lo ha constituido tal y como ha sido y tal como es. Hoy muchos países ignoran su historia. Esta autoasfisia conduce de forma natural a una decadencia que abre el camino a nuevas civilizaciones bárbaras”.

El diagnóstico es tremendo y clarividente a la vez. Vivimos en una profunda crisis espiritual, moral y política: crisis de la fe y de la iglesia, declive de Occidente, traición de sus élites, relativismo moral, globalización sin límites, capitalismo desenfrenado, nuevas ideologías, agotamiento político… Sarah no se calla nada y va analizando todos estos aspectos con precisión.

Volviendo a La conferencia de Nelson Medina, explica siete puntos que son las realidades que nos marcan a través de un interés por implantar un NOM.

¿Quién apoya la implantación de este NOM produciendo las mismas leyes en todas partes? Se cuestiona, Nelson, que, como tiene clara la respuesta a esta pregunta, dice: “la habilidad de las serpientes para atacar es esconderse”. Nelson Medina va nombrando algunas instituciones que apoyan esto … y argumenta con hechos estas afirmaciones. ¿Cual es el objetivo de este NOM? Te animo a que le escuches.

Cita siete realidades en las que se apoya en NOM, siendo una ellas el relativismo. Este virus que nos infecta, El relativismo dice: La verdad no existe.

El relativismo preocupa al Papa Francisco, y también inquietaba a Benedicto XVI. En palabras del historiador Mariano Fazio: “podría decirse que Benedicto XVI habla a la cabeza y Francisco al corazón y la práctica”.

¿Qué entendía el Cardenal Ratzinger por relativismo?  y para responder a esta pregunta puede servirnos lo que dijo en la misa anterior al cónclave que lo elegiría Papa. Se va construyendo una dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que deja sólo como medida última al propio yo y a sus apetencias” El relativismo abandona la posibilidad de diálogo para alcanzar una verdad común sobre la que construir la convivencia humana, el desarrollo como personas y como sociedad, e introduce una dictadura, la del propio yo y sus apetencias…

El poder, la economía, el placer, rigen la sociedad.  Al final, es la imposición de unos sobre otros. En un contexto relativista no impera la tolerancia, sino que se impone el más fuerte…, se destruye esa red de contención que son los derechos universales, las verdades comunes.

Cuando el Papa Benedicto XVI convocó a sus cardenales para abordar la respuesta de la Iglesia a los casos de abuso sexual. El Papa subrayó que el “relativismo “parece que completa el concepto de libertad”, pero en realidad puede “llegar a destruirla”, proponiéndose como una verdadera dictadura, en la primera asamblea de la jornada de reflexión celebrada con 150 cardenales en el Vaticano.

Nelson termina diciendo: “El demonio nunca juega. Realiza un ataque que tiene como objetivo la destrucción total.” .Todos somos pecadores, es cierto, pero somos personas pecadoras, amadas, redimidas y esperanzadas.

Adjunto enlace para que podáis escucharle, pues con este resumen de su discurso sólo he pretendido animar a la escucha de su magistral intervención.