domingo, julio 14, 2024

Más lectura

Editoriales y Portadas

Renovación por estos 75 años

Siempre viene bien renovar el compromiso con uno mismo o el mundo, señal de que aunque creamos que la noche dura eternamente el sol volverá a salir.

Durante 12 años Europa estuvo envuelta en la noche, fueron años que si los hubiese vivido preferiría olvidarlos. Primero los nazis, luego la guerra, el Holocausto y la posguerra y la desorientación moral del hombre que no sabía a dónde dirigirse tras haber presenciado el horror de los campos de exterminio. Por eso nació la ONU y por eso nació la Declaración Universal de los Derechos Humanos, había que plantar un faro con un muelle para que la luz guiase a los barcos de la humanidad a través de la tormenta.

Y hoy, 10 de diciembre, cumpliéndose 75 años, ese compromiso debería renovarse. Europa debe hacerse un lavado de cutis como quien dice, y mirarse de nuevo en el espejo y decirse: ¿Para qué estoy aquí y qué debo hacer?

Pues para empezar mirar la historia y aprender de ella, mirar actualmente en el mundo con una lupa bien gorda y localizar al mal y la violación de los Derechos Humanos.

En Europa está Rusia y sus ataques a Ucrania en una guerra que los medios están cada vez retransmitiendo menos. No debe hacerse. El apoyo debe prevalecer y no ceder a las amenazas de Putin y que este acabe en un Tribunal de la Haya.

En Oriente Medio están Gaza y Hamás y los bombardeos de Israel. La solución pasa por dos estados y sobre todo, y esto es lo que más temo es proteger no sólo las vidas, sino también los lugares Santos de Peregrinación en Tierra Santa. Hamás debe ser eliminado, pero Israel y su gobierno deben parar de lanzar bombas sobre hospitales y responder por ello. Si vas a por un terrorista, no bombardees un colegio o un hospital, y si hay túneles ocultos siempre se puede acceder desde otro punto y con el factor sorpresa, en vez de llevarte en un solo día casi 300 vidas por delante.

También está Irán. Aporto un testimonio de un buen amigo iraní que opina que la UE, la ONU y la Declaración para él han perdido sentido y todo valor ante los tratos y negocios que cierran los países de Europa con la dictadura de los Ayatolás mientras estos siguen torturando, exiliando y asesinando:

Pues ya no acepto esta declaración. Todo es mentira. Esta declaración nunca se ha aplicado con el pueblo iraní. Quieren estos derechos humanos para algunos países, pero cuando llegan a algunos países como Irán, son callados o apoyan a los criminales y opresores y los defienden.

La república islámica ha estado matando a iraníes durante 44 años, torturándolos, ejecutándolos y oprimiéndolos brutalmente, pero ¿qué pasará al final? Como puede ver la república islámica fue elegida presidenta en varias partes de las Naciones Unidas.

Cuanta más sangre de iraníes se derrama y más se violan sus derechos humanos, el mundo y las Naciones Unidas más alientan a la república islámica

Los europeos harían bien en recordar que fue precisamente Irán el primer promotor de los Derechos Humanos con el Cilindro de Ciro II el Grande, hace más de 2.500 años, el cual es además la inspiración de la actual Declaración.

Seguimos por Asia como en Afganistán y Birmania donde los Talibanes asfixian hasta más no poder a la población, y luego los militares birmanos oprimen a los Rohinyas, hablándose ya de genocidio. Incluyamos a China y Corea del Norte con sus amenazas a Taiwán y su opresión al Tíbet y las amenazas nucleares de Kim Jong Um.

Ya en países latinoamericanos ahí tenemos a Nicaragua y el Salvador. Las satrapías de Ortega y Bukele se lavan mucho las manos, pero por los salones de sus palacios no corren fuentes de agua y jabón sino de sangre humana inocente. Demasiados muertos bajo la alfombra llevan ya.

En África tenemos al Sáhara, vendido por el Judas de la Moncloa con la excusa de un estatuto marroquí y la complicada situación del Sahel por la amenaza yihadista.

Habría tantas historias queridos lectores. Pero son demasiadas y no quiero que esto se convierta en una especie de panfleto. Si alguien, cualquiera que lea esto y haya pasado por esto o tenga familiares que hayan sufrido o estén sufriendo represión de cualquier dictadura, griten hasta que se les escuche y se haga algo al respecto. La Declaración no es un papel simple de exposición, debe ser la espada de la justicia y ponerse en práctica, porque por muy lejos que esté la opresión nosotros también la tuvimos en su día y podría volver a estar. Pero si algo enseñan 75 años de historia es que aún podemos volver a ser humanos y no monstruos y acabar con los que si lo son.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos populares

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies