26 de septiembre de 2021

TEORÍA Y ACTUALIZACIÓN DEL PAHLAVISMO IRANÍ

Recientemente Irán ha estrenado nuevo presidente este pasado 3 de Agosto, Ibrahim Raisí cuyo historial es brillante si añadimos que en 1988 fue el responsable directo, siguiendo órdenes de Jomeini, de purgar las cárceles en las que desde la Revolución Islámica de 1979 había un total de 30.000 presos, los cuales fueron ejecutados. Como bien leen, 30.000.

Irán tiene hambre, tiene sed, tiene un total de 40.000.000 de parados, 800.000 drogadictos sin asistencia y la mayor tasa de contagios por COVID y el nuevo presidente no es solo del ala dura ultraconservadora, sino que está llamado probablemente a sustituir al Líder Supremo Jamenei cuando este fallezca.

Desde el 15 de julio han estallado otra vez protestas que han germinado en revueltas por todo Irán, en un total de más de 100 ciudades y con la Provincia de Juzestán, antaño una de las más ricas y prósperas del país, como foco original de la revuelta. ¿El motivo? La peor sequía que el país sufre en 50 años. Se han secado lagos, ríos y hasta dicen que el Caspio corre peligro ¡el Mar Caspio se está secando lentamente! Parece ser que las presas hidráulicas, instaladas en los tiempos de la Dinastía Pahlavi para mejorar la calidad de vida, han caído en un mal cuidado absoluto desde la Revolución que ha llevado desesperada a la gente a beber hasta agua contaminada y de la calle incluso. Es repugnante, al igual que este régimen. Recientemente se ha descubierto un tubería secreta que ha ido robando agua a Juzestán en los últimos 18 años y la cual desviaba el agua a Kuwait, lo que originó la furia de los protestantes. ¿La respuesta del gobierno? Disparar a matar y destrozar con tractores y excavadoras las cisternas de agua que aún quedaban y abastecían a muchas poblaciones de la zona.

Ya entonces la revuelta estalló y los manifestantes llegaron a asaltar cuarteles de la guardia revolucionaria islámica, sus viviendas y hasta a mandar a muchos de sus altos mandos al hospital, también en venganza han reventado una gran tubería, propiedad del gobierno, para que todos pudieran coger agua gratis.

Las protestas han alcanzado Shiraz, Isfahán, Massad, Yazd, Tabriz, incluso Teherán y otras 100 ciudades y las consignas y gritos y cantos eran los mismos, ya fuera en la calle, el metro y hasta en un centro comercial:

-¡Muerte al dictador! ¡No queremos la República Islámica!¡Ni Gaza, ni Líbano, mi vida está en Irán! ¡Viva el Shah! ¡Príncipe Reza vuelve a Irán!

Imágenes de Jamenei y Jomeini quemadas, lo mismo que las banderas islámicas y estas eran suplantadas por las del Príncipe Reza y su padre, el difunto Shah Mohammad Reza. Esta semana cientos de manifestantes subieron a las azoteas de Teherán y transmitieron con megáfonos conectados a grabadoras la voz del difunto Shah cuando este reinaba en Irán, dando un discurso en el que explicaba su programa de reformas para modernizar el país, sin duda alguna el Líder Supremo no durmió bien esa noche por la lluvia de aplausos que siguieron en todas aquellas azoteas.

¿Será esta vez la victoria definitiva? ¿Cuánto tiempo puede aguantar un régimen que ha gastado el dinero del país en guerras inútiles para expandir los ideales islamofascistas de Jomeini a la región entera de Oriente Medio? Irán ha querido expandir sus téntaculos hasta la misma Jerusalén, pues nada desean más que acabar con el Estado Hebreo, cercándolo por tierra y aire. Por eso han apoyado a Al-Assad en Siria, a Hezbolá en Líbano, a Gaza en Palestina y a los hutíes en Yemen. El pueblo iraní solo quiere comer, beber y vivir en paz y libertad algo que les quitaron los fundamentalistas, por eso han dicho ¡Basta!

Con respecto a la Teoría del Pahlavismo y que este se haya actualizado resolveré ahora las dudas. No podemos definir los ideales y el modo de vida de la última dinastía reinante en el país persa como una ideología política, al menos desde mi punto de vista. El Pahlavismo no es una ideología política ni una idea filosófica ni un modo de vida. El Pahlavismo es un período que rescató la verdadera identidad iraní, que recogió los frutos maduros de los tiempos de Ciro el Grande y los actualizó para implantar el siglo XXI en la cuna del Imperio Persa.

Irán no es árabe, ni su gente tampoco, ante todo son persas y no son musulmanes chiíes, porque en realidad su religión verdadera era el Zoroastrismo, con el que encuentro muchas similitudes con el Cristianismo. Ahura Mazda, deidad suprema, creó todo a partir del fuego y trajo la luz a la oscuridad y venció al mal, el cual está representado en su hermano gemelo Arrimán, contra el que Mazda luchó y expulsó de la tierra tras ganarle. La eterna lucha del bien contra el mal. Según me explicó mi buen amigo iraní y exiliado el Sr X el Zoroastrismo recoge 3 principales pilares que todo buen zoroastrista debe cumplir:

1.Buenas acciones
2.Buenos pensamientos
3.Buenas palabras
Su fiesta principal es el Nowruz, Año Nuevo Persa, que se celebra con la llegada de la primavera el 21 de marzo y adoran al fuego, pero su calendario es acorde a la fecha de la fundación del Imperio Persa y no acorde a la del calendario musulmán. Para los zoroastristas estamos en el año 2580 desde la fundación del Imperio de Ciro el Grande en el 559 a.C.

Respecto a sus ritos funerarios, en el antiguo Imperio Persa solo el Shahanshahe (Rey de Reyes) podía ser enterrado en una tumba, pero los cuerpos de muchos otros eran llevados a las Torres del Silencio. Las Torres que aún existen y siguen siendo usadas, pese a la represión religiosa del gobierno, son las tumbas de los zoroastristas y allí dejan los cuerpos, en lo alto de la torre, para que los buitres los devoren. Para los zoroastristas solo importa el alma, el cuerpo es solo una cáscara vieja y no la entierran, pues contaminaría la tierra, sagrada para ellos.

Pasemos ahora al Padre fundador de la Nación Persa, Ciro II el Grande, el cual aparece en la Biblia y es bendecido por Yavhé y Daniel incluso, dado que Ciro puso fin al cautiverio judío en Babilonia, les devolvió sus reliquias sagradas, profanadas por Nabucodonosor y sus sucesores y permitió que los hebreos volvieran a Jerusalén y reconstruyeran su templo.
Ciro II es famoso igualmente por haber redactado su famoso Cilindro de terracota en la cual se dictaron las leyes de su imperio basadas en la tolerancia, comercio y amor entre todos. Estamos hablando de hace más de 2.500 años y ya Irán redactó la que sigue siendo considerada la primera Carta de Derechos Humanos.

Opino sinceramente que si ese Cilindro hubiera seguido siendo la Constitución de Irán, vamos, que distinto sería todo.
Por otra parte el Pahlavismo como bien he dicho no solo rescató la identidad antigua de Irán, avanzó en muchos aspectos los cuales aquí expongo.
*Abolición de la Teología como enseñanza única y de las madrasas.
*Creación de bancos, hoteles, infraestructuras en ferrocarril, sanidad y educación.
*Tolerancia religiosa.
*Creación de leyes en beneficios de las comunidades étnicas y religiosas minoritarias en el país
como ocurrió con los judíos y los baháis.

  • En 1967 se aprobó el divorcio.
    *Acceso de la mujer a cualquier campo laboral y educativo.
    *En 1975 se creó la Ley de Familia que se introdujo en el Código Civil.
    *Legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en 1977.
    *Abolición del feudalismo y la distribución de la tierra agrícola de los grandes terratenientes a
    los campesinos.
  • La privatización de empresas industriales estatales para financiar el pago de indemnizaciones
    a los propietarios y trabajadores.
    *Participación en los beneficios de los trabajadores y empleados de la empresa.
  • Legalización del voto para la mujer.
  • Lucha contra el analfabetismo, creando un Ejército del Saber.
    *Abolición de la pena de muerte por adulterio o condición sexual o religiosa.

¿Qué es entonces el Pahlavismo? A mi parecer Oriente unido a Occidente, como bien trató de hacer Ciro, al igual que intentó hacerlo Alejandro Magno y al igual que intentaron hacerlo sus descendientes en la Era del Helenismo. Un puente que uniera dos mundos en uno solo basado en principios del Humanismo.

A raíz de estas protestas opino que la generación que no conoció la revolución de 1979 pueda quizás hacer emerger Irán recogiendo muchos de los aspectos que he expuesto en este artículo, actualizándolos y rescatándolos del olvido y la tiranía. Irán debe tener una Transición recogiendo los frutos de su propia historia como hicimos en España a partir de 1975.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: