Vida... Siempre vida
nunca se termina del todo.

El niño sólo juega...
juega que juega,
y  cogiéndote la mano
te dirá: ¿eres papá?
¡Soy tu hijo!

¿Es eso la vida?
¿Ese es mi destino?
¿Eso es lo que quiero?
Sí, esto quiero, 
que me diga mi niño:
¡Soy tu hijo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: