Esta carta la hemos escrito y firmado muchos de los ciudadanos que formamos parte de la sociedad del pueblo español. De todas las clases, credos,  ideas, costumbres y de todos los rincones del país ya sea desde las grandes ciudades hasta el pueblo más pequeño.

Le escribimos para mostrarle todo nuestro apoyo y más aún nuestro agradecimiento en estas horas tan sombrías que nos ha tocado vivir, no solo por la crisis originada por la pandemia de este cruel e inhumano virus, sino también por la crisis política que vivimos y el injusto trato que vuestra persona está sufriendo en muchos de los medios de comunicación y los cuales han sido autorizados por sectores radicales que desean echar por tierra los sólidos pilares de la democracia española y del legado de la Transición, así como violar los principios que la Constitución recoge.

Cuando el pueblo español votó aquel histórico día 6/12/1978 no solo le dijo que sí a la democracia y a su vuelta tras 40 años de exilio, sino que también se votó por una monarquía parlamentaria que uniera a los españoles en igualdad de derechos, principios y proyectos de futuro para la ciudadanía.

Majestad, en nombre de todos los que le escribimos estas líneas, le damos las gracias, porque a pesar de soplar crueles vientos de tempestad usted ha cumplido. Es el Rey de todos los españoles y también un ciudadano ejemplar que ha cumplido con el deber que recogen sus funciones en nuestra Carta Magna y como Rey nuestro que es, le pedimos que no cese en ello. No deje que pisoteen la historia, porque la historia es lo que siempre ha definido a las generaciones del futuro marcadas por los actos de las generaciones del pasado, viéndose afectadas por las consecuencias de esos actos.

Si la historia ahora se mutila y falsea ¿Cómo será el futuro?  España es uno de los países con uno de los mayores patrimonios de la humanidad, así como la monarquía más antigua de Europa. Hemos sido parte de grandes civilizaciones, desde Cartago, Grecia y Roma, hasta ser el crisol de la convivencia entre las tres religiones del mundo como sucedió en el Al-Andalus. Y ello nos ha valido la admiración y respeto en el mundo entero. Pero su persona es quien mejor nos representa Majestad y no solo como Rey, sino como el mejor embajador que el pueblo español ha podido tener. En usted descansa todo este gran legado histórico que le exponemos y del cual es buen conocedor.

Un Rey está siempre  por encima de los partidos y las ideas, y no es la corona ni el cetro lo que hace a los Reyes merecedores del título, sino lo que llevan en el corazón y en el alma y la capacidad de ejercer el cargo, conllevando grandes sacrificios,  a veces muy dolorosos. Y vuestra persona es merecedora del título y debe seguir siéndolo tras estos 6 años de reinado ejemplar. Mismamente queremos mostrarle nuestro afecto y gratitud por el apoyo prestado a los familiares de las víctimas del COVID19, la visita a los hospitales y el funeral realizado en la Almudena.

Ante los duros momentos que la Corona atraviesa le decimos Majestad que no está solo. No pasamos por alto los graves errores de vuestros predecesores, pero sabemos que es injusto que vuestra persona sin culpa alguna, se vea afectada. ¿Quiénes somos además nosotros para juzgar?

Todos nosotros, los ciudadanos de España,  le decimos hoy que su Majestad vale, cumple y ejerce. Es sin duda merecedor de ser el II Rey-Alcalde de Madrid, como ya lo fuera Carlos III.

Majestad, siga siendo nuestro alcalde y nuestro ciudadano durante muchos y prósperos años.

Atentamente

Los ciudadanos del pueblo de España.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: