Alúmbrame

Alúmbrame con tus ojos
que la noche es muy oscura,
porque en ellos yo me miro,
rayito color de luna,
porque en ellos yo me miro
rayito color de luna.


Quiéreme como se quiere
siempre, siempre, siempre,
a una buena mujer,
porque si no es así
todo lo que tú me pidas
no podré dártelo a ti.


Por mucho que me ofrecieran
nunca yo te dejaría,
ni por todo el oro del mundo
a ti yo te cambiaría,
vales mucho para mí,
y en el cambio perdería.