Anuncio del verano
© Wikipedia: Gran Vía La Cerámica. Hogueras 2008, set by Fernando Pastor at Flickr

Anuncio del verano

En Alicante, es tradición iniciar el verano con las Hogueras de San Juan (o fogueres de Sant Joan, en valenciano), del 20 al 24 de junio de cada año; la “Plantà de hogueras”, es el día 20, para las hogueras infantiles y el 21 para las de adultos. Fiesta de Interés Turístico Internacional, desde 1983 y Bien de Interés Cultural Inmaterial, desde 2014. conocida como “Les fogueres de San Joan”

Existen seis categorías de hogueras (tanto infantiles como adultas), tres de barracas, según el dinero invertido y todo Alicante se pone en competición, con sus famosos racós, barracas y hogueras, estableciendo varios premios, consistentes en banderines. También hay ofrenda floral a la Virgen del Remedio, Desfile de bandas, Desfile internacional…, todos ellos con competiciones, Concurso de fuegos artificiales…, en fin, que toda la ciudad se transforma, se cortan las calles, convirtiéndose casi en una ciudad peatonal.

He querido escribir hoy sobre este tema, para recordar por escrito esta fiesta que nos vincula tanto a todos los alicantinos. Personalmente, llevo más de 25 años participando con el Ayuntamiento de mi localidad como jurado de hogueras, de bandas, en la ofrenda floral…, en fin, en lo que se me va requiriendo. Y hoy estoy aquí, que parece que me falta algo. No se oyen bandas, no suenan los petardos, la traca…, no habrá cremà el día 24, a las 12 de la noche…, lo único que me conecta un poco es la posibilidad de comer las famosas brevas y la coca amb tonyna (coca con atún).

Se me ocurre pensar la cantidad de millones de euros que han dejado de entrar en Alicante: hoteles y todo lo que conlleva, restaurantes, cafeterías, kioskos ambulantes… En una ocasión, nos dio una conferencia la concejala de fiestas, de turno, y cuando explicó la cantidad de dinero que se mueve, nos quedamos todos atónitos; a raíz de una protesta de uno de los asistentes, entre el público, quejándose de los 4 ó 5 días de fiestas, que no hay quien duerma, que vaya derroche de dinero, construir una hoguera, para luego quemarla…, Lo justificó tan bien, que, desde entonces, yo creo que ninguno de los que acudió a esa conferencia se ha vuelto a quejar, porque es dinero que entra en Alicante, y, en definitiva, en España. Habló hasta de norteamericanos, franceses, italianos… que en este mes se vienen a Alicante, sin falta. Espero que al año próximo se puedan celebrar convenientemente y por todo lo alto.

¡Visca Alancant! ¡Viva España!