Sin final

Sin final


Eres como el agua pura
que corre del río al mar;
tengo la luna en mis manos
si me veo en tu mirar;
me siento la más dichosa
-y no se puede ocultar-
cuando te tengo muy cerca,
y no necesito más;
contigo es mucho más fácil...
podrá llover o tronar
a lo largo de la vida,
podré reír o llorar,
como el día va y viene
transcurriendo sin cesar,
pero no importará nada
si te tengo al caminar;
sólo le pido a la vida,
para ya vivir en paz,
que nuestra historia no pueda
llegar a tener final.
De su libro Del amor y la amistad. Colección de romances. Alicante, 2003.

© Fuentes del Algar. Alicante

¿Conseguirá Pablo Iglesias romper el Estado Español?

¿Conseguirá Pablo Iglesias romper el Estado Español?

Pablo Iglesias pretende gobernar con los independentistas y caminar hacia la república, en definitiva, romper el Estado Español.

En la Reunión de su Consejo Ciudadano Estatal ha propuesto dos caminos para conseguir sus propósitos:

  • Los presupuestos solo son posibles con los Nacionalistas y no con Cs, PP –ni, por supuesto, con VOX-.
  • Acentuar el ataque a la Monarquía, en beneficio de la República.

¿No se da cuenta, el Sr. Iglesias, de cómo funcionan los países nacionalistas? ¿Es que quiere conservar el poder a toda costa -al igual que el Sr. Sánchez-, aunque hunda España?

Por otra parte, tanto ataque a la monarquía, probablemente, si le ofrecieran un título aristocrático, cambiaría su opinión, como está haciendo con todo.

Y es que una cosa es decir y otra hacer, pensar desde lo más hondo del corazón… y ser fiel a los valores que se tienen. Pero, claro, es que a veces no se poseen valores morales y entonces no los pueden poner en práctica.

España está sufriendo -y no solo por la pandemia-.

Por favor, a ver si es posible que brille el sentido común entre los políticos. Gracias.

Vuelta al cole. ¡SOS!

Vuelta al cole. ¡SOS!

Es comentario general, estos días, la vuelta al colegio, en todos los niveles. Y todo el mundo opina, cargado de razón. Unos vaticinan que en poco tiempo se van a volver a cerrar; otros dicen que, si los hijos vuelven a sus casas, tendrán que seguir pagando a los padres, pues se tendrán que quedar con ellos. Otros dicen que, como el COVID-19 no existe, que no habrá problema, que pueden ir tranquilos los chavales… Por otra parte, Educación promete más puestos de trabajo, los Sindicatos dicen que no han contratado suficientes profesores… 

Los colegios y los profesores están superdispuestos a hacerlo muy bien, establecen normas de actuaciones muy estrictas, como:

Distribuir gel a todos los niños, según van entrado en fila india y con separación entre ellos: Ya se ha visto alguna imagen en la TV. cómo van dispensando el hidroalcohol a cada uno. Además, suele haber dispensadores en sitios claves, por todo el colegio, para que se puedan ir poniendo, en caso de necesitarlo. 

Uso de mascarillas, a partir de los 6 años: a poder ser, dos por día y homologadas (UNE 0064 si es de un solo uso y UNE 0065, si se puede volver a usar), debe ir ajustada a la cara, cambiándose cada cuatro horas de uso.

Funda de tela para guardar las mascarillas, al terminar su uso (mejor que las de plástico, pues éste favorece la proliferación de bacterias).

Habituarse a lavarse las manos frecuentemente.

Conviene llevar, también, una botellita pequeña con gel hidroalcohólico, rellenable, a pesar de los que ya hay en el colegio.

Marcar las bolsas del almuerzo y/o comida y las botellas de agua, con los nombres de los alumnos y cuidar de que no se intercambien.

Y cuando se vuelva a casa:

Rociar las suelas de los zapatos con alcohol (venden algunos sprays preparados en hipermercados)

Lavar la ropa que se lleve puesta, a diario.

El caso es que esto es un maremágnum y que, por muchas medidas que se tomen, los niños son niños, están acostumbrados a intercambiar cosas y por mucha vigilancia que tengan y advertencias que les demos, va a ser difícil controlar todo esto. Los niños van a tener que asimilar que estamos en una situación excepcional y van a tener que aprender nuevos hábitos, de otra forma, esto se va a convertir en el “Cuento de nunca acabar”.

Desde el equipo de redacción, deseamos que esta vuelta al cole vaya muy bien y sin incidencias y como no podía ser de otra manera deseamos que la Princesa quede exenta de haberse contagiado tras la vuelta al cole.

Sobre fray Junípero. Consecuencias (II)

Sobre fray Junípero. Consecuencias (II)

La semana pasada escribí sobre fray Junípero y sigo dándole vueltas al tema, porque este santo español, no sólo dejó honda huella por su comportamiento ejemplar en todas las misiones que fundó en la Nueva España, en el siglo XVIII; es que el tema da mucho de sí. He llegado a pensar: “pues el que tenga oídos, que oiga lo que he dicho y que saque consecuencias…”, pero no tengo, por menos, que comentar algo de esto, porque me he hecho varias preguntas, por ejemplo:

Después de haber sido elegido para figurar en el podio de estatuas representativas de Estados Unidos, por los californianos, en el Capitolio, ¿serán capaces de derribarla y destruirla?

Pienso que sería una aberración. No se puede –mejor dicho, no se debería- borrar la historia de un plumazo.

Me pregunto ¿por qué, en 2018, se inició en California una persecución contra cualquier símbolo o imagen de fray Junípero? Y en San Francisco se derribó otra, por “decir” que el fraile tenía una actitud y mirada paternalista hacia el amerindio, lo cual era símbolo de racismo.

¿Cómo es posible que, en el mes de junio pasado, en Palma de Mallorca derribaran una escultura de este santo mallorquín, dedicada a su figura, con una pintada que decía “racista”? Precisamente, se caracterizó por todo lo contrario. Y es que una concejala de Podemos incitó a la población a hacerlo. A este partido político le fastidia que haya cristianos católicos.

Pues el denominador común de este odio, que compruebo, es, precisamente, político y antirreligioso. 

Estoy harta de ver que se aprueban nombres de calles y cuando entra otra formación política, de izquierdas, las quitan y se los cambian. Si han sido aprobadas en un pleno, se debería respetar la decisión tomada en años pasados, si no es así, se puede convertir en un “cuento de nunca acabar”. Precisamente, cuando, luego, entran las derechas, demuestran tener más tolerancia y no las cambian de nuevo.

¡Qué pena me da que hoy en día aún existan personas que no tienen valores, que no saben respetar y tolerar otras formas de pensar y de actuar!

¡Qué pena me da cuando veo que algunos políticos no aman a España, solo viven de ella, cuando no respetan la Constitución, ni a la Monarquía parlamentaria!

¡Qué pena me da cuando veo que algunas personas no son capaces de tolerar a los cristianos católicos, y en cambio se achantan ante otras religiones que no respetan los derechos humanos, con la excusa del respeto a su cultura!

Sin embargo, a ver si aprenden pronto, porque el cristianismo lleva 2020 años de vida y la monarquía aún más, y nadie la ha podido erradicar. Necesitamos urgentemente una conciencia ciudadana democrática, concretada en valores comunes que constituyen el sustrato en un contexto global.

¡Viva España plural! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Reina!    

Regalo de vida

Regalo de vida

Brilla la potente luz
que nace de su interior,
lleno de vitalidad;
la huella a su alrededor
se extiende más, mucho más,
y deja con emoción
este regalo de vida,
repetido por amor
cada vez que nace un niño;
día, año o estación,
hora, minuto o segundo,
todos sin distinción,
recuerdan ese Ser
que empeñó su corazón 
al querer darnos vida.
Y por eso ahora yo
agradecerlo quisiera
a mi Dios, con gran fervor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies