Manipular a una persona significa manejarla como si fuera un objeto ; siendo una forma de manipulación muy extendida en estos momentos la del lenguaje.

El filólogo Víctor Klemperer analizó la importancia que tuvo la politización de las palabras en la imposición del nazismo en la sociedad alemana. Presentó numerosos ejemplos que muestran cómo la elección de determinadas palabras o frases y su continua repetición, se convirtió en una de las principales técnicas de manipulación en esa época. Las ideas que el pueblo consideraba repulsivas se transformaron gradualmente en conceptos aceptables.

Para Alfonso López Quintás ese efecto ha crecido mucho últimamente: «El uso estratégico de la lengua hablada y escrita tiene tales virtualidades que permite a los virtuosos de la expresión demagógica llevar a cabo simultáneamente dos tareas opuestas: convencer a las gentes de que se les está promocionando a niveles de libertad, y someterlas a un implacable dominio».

Uno de los recursos de la manipulación del lenguaje son los eufemismos. Nadie puede presumir de no haberse dejado contagiar por alguno de ellos, hasta el punto de considerar la palabra adulterada como la palabra original o como un sinónimo de ella.

El ámbito de la economía y la política esta plagado de eufemismos , que aparecen en medios de comunicación continuamente . Llaman Crecimiento negativo al Decrecimiento; Inyectar liquidez a la banca (Dar dinero público a entidades privadas (en el caso que nos ocupa; a bancos) ; Bajas colaterales (homicidios de inocentes en la guerra); ajuste de plantilla (despidos); cese temporal de convivencia (separación conyugal); Daños colaterales (Víctimas civiles.) ;Persona en riesgo de exclusión social (Pobre.).

Se trata de inventar todo un galimatías técnico, para que suene muy bien .Muy actuales son los tan temidos “ Rescates “, pero para rescatar a alguien , primero habría que secuestrarlo. ¿ Se puede rescatar a un país que previamente no haya sido secuestrado ? . Quien no ha escuchado decir en telediarios “ La culpa la tienen los mercados “ . ¿Es esto información o propaganda? . Henry Ford dijo : “ Es bastante bueno que la gente de la nación no entienda nuestro sistema bancario y monetario porque , si lo hiciera , creo que habría una revolución antes de mañana por la mañana “

El problema no es que no sea sencillo el significado , es que no desean que se comprenda porque si se entiende no pueden manejarnos ni esclavizarnos .

Hoy las palabras mágicas son “ paz “ y “ consenso” . De forma constante las grandes instituciones y los poderosos la utilizan para alcanzar un fin concreto , que no suelen dar a conocer , pues nos dicen que es alcanzar un mundo en paz. Sin embargo , estas mismas entidades son las primeras interesadas y beneficiadas por las guerras. La paz ha sido usada como justificación para crear un gran mercado .

El consenso se ha convertido en la palabra clave de la crisis . Este es “ un hombre de consenso“ . Ahora todos buscan el consenso , que es un arma contra la libertad.

Y sorprendentemente, una palabra muy ridiculizada es conspiración. ( yo no creo en conspiraciones, afirman una inmensa mayoría ). La conspiración como método para alcanzar un fin es un atributo inherente al ser humano , una particularidad tan antigua como su historia. Una de las conspiraciones más famosas fue la liderada por el político y militar romano Marco Junio Bruto para matar al gran Julio Cesar.

Otro recurso manipulador son las palabras talismán. Ejercen un efecto fascinador sobre las personas, inhibiendo su capacidad crítica. En cada época existe un término talismán nuclear. Actualmente es «libertad» como liberación, ligado a cambio y progresismo.

Los medios de comunicación tienen la posibilidad de habituar a sus lectores y oyentes a distinguir los hechos de las opiniones. Las opiniones son libres, pero los hechos son intocables; pero no todos los medios se atienen siempre a ese criterio. No es extraño, por ello, que Noam Chomsky dijera que «la manipulación mediática hace más daño que la bomba atómica, porque destruye los cerebros».

Con el fin de no ser víctimas fáciles de la manipulación del lenguaje todas las personas necesitamos estar alerta ante los recursos malintencionados del manipulador; adoptar una actitud crítica y pedir que se matice cada palabra talismán y/o eufemística; avivar el amor a la verdad y renunciar a imponer las propias ideas (el amor a la verdad nos inmuniza frente a los intentos de los manipuladores); aprender a pensar (quien sabe pensar advierte si un vocablo está o no bien empleado y recupera los términos prestigiosos que han sido alterados o secuestrados: libertad, progreso, reforma, etc.).

El arma de la serpiente es sembrar la mentira y esconderse . Y uno de los caminos para aplastarla es leer y darse cuenta que todo es mas sencillo de lo que parece .

Dejaremos para otra ocasión la manipulación de la palabra pandemia , cual ha sido la serpiente encargada de hacerlo y los motivos . Pandemia : Enfermedad epidémica que ataca a casi todos los individuos de una localidad , región o país . La voz pandemia procede del griego pandēmía, que literalmente significa “todo el pueblo”, de pan- totalidad y dēmos pueblo.

Seguiremos aplastando serpientes. Es un deber.

*Imagen: “San Miguel aplastando al demonio ” pintado por Guido Reni

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: