domingo, julio 21, 2024

Más lectura

Editoriales y Portadas

Beatrix Potter, la mujer tras la escritora

Su vida fue llevada a la gran pantalla en 2006 con la película Miss Potter contando su transformación como escritora y como sus cuentos aún hoy siguen vendiéndose por todo el mundo. Sin embargo, detrás de aquella escritora con alma de niña, amante de la naturaleza y los animales se ocultaba una vida de comodidades pero solitaria, la cual sin embargo, fue llenada al final.

Beatrix nació el 28 de julio de 1866 en Kensington, Londres. Hija de Helen Leech (1839-1932) y del abogado Ruppert Potter (1832-1914) quien pasaba más tiempo en clubs de caballeros que en su despacho, dado que los Potter eran una familia de la alta burguesía, y ambos cónyuges vivían de las herencias familiares. Beatrix tuvo un hermano Bertram (1872-1918) y ambos fueron educados por institutrices y niñeras, recibiendo una educación muy típica de la Era Victoriana y sin relacionarse con otros niños. Cuando su hermano fue enviado a un internado, aún se quedó más sola. De mente curiosa y avispada Beatrix pronto desarrolló interés por la naturaleza y los animales.

Cada verano la familia Potter pasaba las vacaciones en el distrito de los lagos, al noroeste de Inglaterra y también en Escocia. Era una niña revoltosa, a la que le gustaba más escaparse a estudiar plantas y hongos y observar las aves y los conejos y otros animales que acudir a las reuniones de té que organizaba su madre, volviendo algunas veces con el pelo lleno de ramas y el vestido manchado de barro. Poco a poco, se fue inventando a personajes con los que hablaba incluso, como la oca Carlota y el conejo Peter Rabbit. Viendo su interés por la naturaleza su tío intentó que ingresara como estudiante en el Real jardín botánico de Kew, pero fue rechazada por ser mujer. A su madre además no le gustaba que escribiera, presentándole a un pretendiente adinerado, uno detrás de otro, pero todos fueron rechazados.

Finalmente en 1902 le llegó la oportunidad de su vida al querer la editorial Frederick Warne & Co publicar sus cuentos, siendo el primero el de Peter Rabbit. Fue un éxito y a este le siguieron otros, permitiéndole a Beatrix poder empezar a vivir de los ingresos que sus ventas le proporcionaban.

EDICIÓN DE 1.902

En el plano sentimental Beatrix se enamoró de su editor, Norman Warne, el cual también le confesó sus sentimientos. A pesar de pedir permiso a sus padres, estos se opusieron por las diferencias sociales, solo y tras insistir su hija mucho Helen y Ruppert cedieron. Se han conservado las cartas de su noviazgo y en el verano de 1905, antes de viajar a los lagos, Norman le propuso matrimonio aceptándolo ella muy ilusionada, aunque sus padres le pidieron que fuera un secreto de familia hasta pasado el verano, cuando lo anunciarían, planeando celebrar la boda en octubre. Pero aquella boda por desgracia nunca se celebró, Norman murió aquel mismo verano de una leucemia, dejando a Beatrix devastada.

Sin aguantar más tiempo en Londres Beatrix compró una granja en Lancanshire, al noroeste del país. Allí se dedicó a cultivar y a criar animales, mientras sus libros seguían vendiéndose. Abogó en esos años siguientes por la permanencia de las granjas y que no se vendieran las tierras, pudiendo los granjeros mantener sus medios de vida. A lo largo de su carrera literaria Beatrix produjo un total de 23 libros infantiles, los cuales fueron publicados en pequeño formato, fácil de manejar y de leer para los niños.

En 1913 a los 47 años se casó con su abogado William Heelis, con quien no tuvo hijos. Su madre nunca lo aceptó como yerno.

En el año 1920 sus publicaciones se fueron haciendo cada vez más espaciadas en el tiempo debido a su mala visión, aunque seguiría trabajando hasta 1930 con la publicación de su último relato ilustrado El cuento del cerdito Robinsón. En sus últimos años dejó de escribir y se dedicó a la vida de granjera, la agricultura, la cría de ovejas y la ampliación de sus propiedades rurales para la conservación del paisaje agrario.

Beatrix Potter murió en vísperas de la Navidad de 1943, el 22 de diciembre, en plena II Guerra Mundial. Tenía 77 años. Aún hoy sus cuentos siguen publicándose. El legado de Beatrix no solo se compuso de sus fábulas y sus personajes, sino también de la conservación de la fauna y flora a través del fideicomiso del parque que nacional del distrito de los lagos a los cuales legó 2.000 hectáreas de terreno y quince granjas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos populares

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies