martes, julio 16, 2024

Más lectura

Editoriales y Portadas

El Emperador y mi familia (Parte II)

6.Háblenos un poco de la Emperatriz Carlota. ¿Cómo era la opinión que ella tenía sobre la población indígena y nativa del país, según la cuál ella y Maximiliano trataron de ayudar ? Mientras que la clase aristocrática mestiza los despreciaba?

C.S.L.G: Carlota era una mujer sumamente interesada en la cultura interna de nuestro país. El interés de entablar relaciones diplomáticas con las comunidades indígenas surgió desde el primer momento. Hubo un contacto cero por parte de los anteriores gobiernos republicanos que se habían encargado de marginar a los indígenas y relegarlos de la sociedad.

Se tuvo una comunicación asertiva con los principales jefes y se llegaron a convenios para restituirles tributos que dicha comunidad había perdido con el paso de los años y atribuirles derechos que pudieran ayudarles en su situación.

7.Tengo entendido que ella fue la primera y única mujer gobernante del país, de acuerdo a la constitución que ella redactó para México, pero que no se pudo llevar a cabo en la práctica. Y que además ella y Maximiliano emitieron decretos en náhualt, idioma que ella aprendió. Además amaron la gastronomía mexicana, aunque aportando también de la europea.

C.S.L.G: Así es. Ya había habido otra emperatriz, Ana María de Iturbide, pero no se involucró en política de la manera en que Carlota si lo hizo. Gracias a sus intromisiones, como lo de redactar la constitución del imperio, se ganó muchos enemigos dentro del mismo partido conservador y la corte en general, por lo que la apodaron «La Roja» . Llegó a gobernar durante las ausencias de Maximiliano cuando este se iba a hacer giras por el país.

Así es, respecto a la gastronomía, trajeron un chef europeo. Pero no se cerraron a probar la comida mexicana como los chiles en noganda o el chocolate caliente, los cuales no faltaban nunca a la mesa imperial.

8.Ya en los últimos días cuando la causa está perdida y al fracasar Carlota en Europa, a donde volvió para intentar salvar a su marido y su trono y perdiendo además la razón ¿ Qué hizo María Isidra al saber que el imperio tenía los días contados?

C.S.L.G: Principalemente la idea de huir estaba latente. Era constantemente aconsejada por sus hijos mayores, José Guadalupe y María Dolores, de que abandonase la causa y volviera a su casa, donde estaría más segura, ya que una mujer de su edad no podía estar en un clima tan tenso. Pese a dudarlo, no regresó a su Puebla natal y decidió permanecer en Ciudad de México esperando tiempos mejores, pero sin bajar la guardia.

9.Lamentablemente no fue así. Maximiliano abandonó Ciudad de México para volver a Europa, pero decidió dar la vuelta en el último momento y trasladarse a Querétaro para resistir, donde fue hecho prisionero al final. ¿Intentó su tatarabuela ayudar al emperador a escapar de algún modo?

C.S.L.G: Como tal nunca pisó Querétaro, estaba además en una brecha grande al tener dos hijos, José Pascual y Eugenio, que pertenecían uno al bando contrario al otro. Ideó un plan de soborno para liberar al emperador por un salvoconducto que garantizaría su escape. Consistió en reunir una fuerte cantidad de dinero para mediar con los guardias de la prisión, 6.000 $. Sin embargo, no se pudo hacer nada, dado que se descubrió el plan y el dinero fue incautado.

10.Llegando al final. Maximiliano fue fusilado, y sus partidarios estaban en la lista negra de Juárez. ¿Tuvo ella que exiliarse a Europa?

C.S.L.G: Así fue y su familia fue advertida además, a pesar de que muchos no apoyaron la causa monárquica. Sabiendo que no podría sobrevivir en México se embarcó para Italia donde estuvo unos meses, después se instaló en Santa Cruz de Tenerife, donde compró una casa. Lamentablemente tuvo que dejar a su familia atrás, incluyendo a sus hijos y nietos. Muchas de sus propiedades fueron confiscadas por haber sido parte de la «Aventura Mexicana». Pero pudo hacer llegar parte de su fortuna a Tenerife. Allí vivió exiliada durante veinte años. Hasta que pudo regresar. Nunca se arrepintió de apoyar la monarquía, al contrario, se sintió orgullosa y siempre pronunció bien alto el nombre de la Emperatriz Carlota.

11.¿ Cómo fueron sus último años?

C.S.L.G: Se instaló con su familia en el número 9 de la calle del Puente de Anales. Allí murió de una angina de pecho, el 2 de diciembre de 1914, a los 105 años de edad. Había visto morir a hijos y nietos en los últimos años y estaba mentalmente muy cansada. Su nuera, Soledad García, y sus nietas Columba Rita y María Margarita estuvieron con ella hasta el final. Descansa en la Parroquia de San Pedro Apóstol en Cholula, Puebla.

12.¿La idea de una monarquía en México es ya cosa del pasado o hay mexicanos que desearían esa vuelta?

C.S.L.G: El tema de la monarquía sigue siendo tabú hoy en día en México. Los gobiernos pasados no han hecho más que degradar la imagen de los emperadores, sumamente olvidadas y demacradas. Existe el Partido Imperialista, que ha estado buscando reconocimiento político para tener representantes.

Muchas gracias por su tiempo Don Carlos.

C.S.L.G: A usted. Le agradezco la oportunidad de la entrevista y de dar a conocer al mundo mi memoria familiar.

Anexo: Las fotos de nuestros entrevistado y de su antepasada han sido material donado por su persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos populares

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies