La cólera de Gengis Kan

La cólera de Gengis Kan

Llevan años buscando la tumba del fundador del gran imperio mongol pero dice la leyenda que el gran guerrero dispuso las cosas de tal manera que, pese a los siglos pasados, ha sido imposible, hasta ahora, dar con su ubicación. En todo caso, es muy probable que su espíritu se encuentre estos días embargado de una profunda irritación puesto que su heredero, en cierto modo, Xi JInping, ya que su nieto Kubilai, fundó la dinastía Yuan al frente del imperio chino en tiempos de Marco Polo, ha decidido eliminar la lengua mongola de gran parte del currículo que se enseña en la región autónoma de Mongolia interior.

La Unesco tiene definida una clasificación de lenguas en función de su situación y vitalidad y así las extinguidas, son aquellas que ya no tienen hablantes, y son muchas. Están después las minoritarias, es decir las que cuentan con pocos hablantes y que, en algunos casos, además se encuentran minorizadas, o lo que es lo mismo, que sufren la presión, directa o no, legal o no, violenta o no, de otra lengua de mayor prevalencia. Sería, por ejemplo, el caso de la llingua asturiana, lengua tradicional de Asturias, hoy claramente minoritaria y minorizada por la mayor pujanza del castellano, que no por las leyes de la nación que le ofrecen protección suficiente si los asturianos están por su defensa.

Sabe Xi Jinping que la lengua es la principal herramienta en los procesos de aculturación que es lo que el Partido Comunista chino lleva haciendo desde hace 70 años en el Tibet con la progresiva inmigración interna de chinos Han que acabará con la irremisible dilución de los tibetanos. También lo saben los uigures, de etnia turca y religión islámica, del Sinkiang, la mayor región china, ubicada al suroeste de la de Mongolia interior, a los que Pekín acorrala con una constante y pacífica invasión de chinos han y con unos no tan pacíficos campos de reeducación para muchos naturales del país, se habla de millones, y más bajo vigilancia con las más modernas técnicas de control de población empleadas en el mundo.

Ahora parece que empieza el turno de los mongoles, hasta ahora olvidados. Los sucesivos imperios chinos siempre buscaron crear una zona colchón que protegiese el corazón han del Imperio del Medio y estas tres regiones cumplen con esa función y por ello deben caer al 100% bajo el control de Pekín y, sin duda, la lengua es la gran herramienta que facilita esa política interior que respalde lo que en el exterior pueda suceder en estos años venideros.

Mientras tanto, en Asturias y pese a la Ley de Uso del Asturiano, el Principado sigue sin impulsar la llingua en la TPA, lo que sería perfectamente compatible con la lucha contra el covid 19, coartada para todo.  

Deja una respuesta