Buenos días. ¡Qué bonita imagen de la vida! Un mar, un amanecer, las nubes, que prometen agua y sombra y el sol, fuente vida. ¡Y allí esa barca con la que emprender la aventura de la vida, remando! No esperando que caiga o que nos las den…, que así hay muchos
¿A qué suena esto…?

Si todo hubiese ido bien, ayer se habrían acabado las fiestas en muchas poblaciones, todos dicen para consolarse, el año que viene mejor, pero… ¿y la economía y trabajos perdidos?, ¿podrán esperar los perjudicados un año para comer? ¿o engrosaron las filas de los de siempre que no quieren trabajar?

España es hoy un punto caliente. Los afectados por el covid aumentan y que no nos engañen que en un año no habrá vacuna con garantías.

Los colegios vuelven a abrir sus puertas, pero no está clara la situación, ¿qué pasaría si una familia entrara en cuarentena? ¿quién les pagaría?
Hay sospechas de que a los funcionarios se les congelará el sueldo, y ¿por qué no a los políticos? y ¿por qué no reducir el excesivo número de políticos, asesores y cargos de confianza?… ¿qué están haciendo?….


“Dios te dé suerte, hijo mío, que el saber poco te vale”. Ahí lo dejo.

Los alcaldes de diversas ciudades de España se han plantado, el dinero de nuestros ayuntamientos es del pueblo, no os lo damos y, por una vez, han ganado.

Hostelería, turismo y ocio reclaman ayudas al sector …, y los autónomos y los pymes y…

Nuevos casos de ocupas ponen una vez más el estado de indefensión de los propietarios y salen nuevos casos de violencia doméstica, de las pateras invasoras, cada vez más. ¡Y no se dice nada!

Ha sido el día mundial de la prevención del suicidio

Unamuno decía «quien se quita la vida, se quita el miedo a la muerte». Una decisión muy controvertida.

En países como Japón es un acto de honor y con un ritual muy conocido, el harakiri, condenado por las religiones monoteístas.

No hace mucho, en España, al suicida no se le permitía ser enterrado en tierra consagrada. Incluso, y esto es peor, el intento de suicidio se consideraba intento de asesinato y como tal era juzgado, no tenía bastante quien lo intentara para encontrarse con esto … Para muchos, es un acto de cobardía…, ¡pues no hay que tener valor! Para otros un error, porque siempre hay salidas…

La causa número uno que los motiva es la depresión, ¡la de verdad!, la patológica, no esas banalidades con las que se confunden; es una enfermedad psiquiátrica muy seria y ya sabemos que en estos momentos las psiquiatría es la cenicienta de la sanidad y la más estigmatizada.

Se puede prevenir el suicidio? Sí, en muchos casos, pero para ello, habría que potenciar la investigación en psiquiatría y tener más centros y profesionales de psiquiatría.

Y volver a la educación en valores, al esfuerzo y la confianza en el género humano.

Hay datos de cifras, que demuestran que cuando la sociedad era creyente en la religión y se confesaba, había menos depresiones y suicidios. ¡Muy mala no debía ser la religión!

Que el Señor nos coja confesados y nos mueva a poner nuestro granito de arena para construir una sociedad justa y unos medios para evitar el suicidio. A pasar bien la semana, a navegar con buena mar y buen rumbo cada día de la vida y a disfrutarla con salud, paz y libertad…, remando.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: