Felipe VI se enfrenta a una intensa agenda institucional en el último trimestre de 2014. Por ello, el recientemente proclamado rey ya ha retomado las labores de despacho en el Palacio de La Zarzuela, tras unos días de descanso. La reina Letizia, que también ha vuelto a la rutina de Zarzuela, ha acompañado a su esposo en algunas de estas sesiones de trabajo.Según ha asegurado la periodista Carmen Enríquez en un artículo publicado en el periódico La Razón, doña Letizia se ha involucrado en estas reuniones “en las que se buscan fórmulas eficaces de mostrar su acercamiento al pueblo español, con sinceridad y sin demagogias”.

Esta periodista destaca además en el mismo artículo que los nuevos soberanos “son conscientes de que “ésa es la auténtica clave de bóveda para ganarse el afecto y el respeto de un pueblo”.

Como ya adelantó Monarquía Confidencial hace unos días, una de las cuestiones a la que se enfrenta Felipe VI después del verano, y en la que ya está empezando a trabajar, es el papel que adoptarán sus padres en la agenda de actos de la familia real.

Otra de los asuntos que se está abordando estos días en las reuniones de La Zarzuela es la denominación que se deberá utilizar a partir de ahora para referirse a don Juan Carlos y doña Sofía.

Las opciones que se barajan en la Casa del Rey son la de utilizar el término rey padre o reina madre, o referirse a los antiguos soberanos con la denominación de reyes eméritos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: