📧 elmonarquico@monarquicosdeespana.es

HAZTE SOCIO DE LA HERMANDAD NACIONAL MONÁRQUICA DE ESPAÑA
CULTURA

Movimientos teluricos en La Habana

Hace ya bastante tiempo que se conoce que los terremotos, al igual que las erupciones volcánicas,  vienen precedidos de algunos movimientos sísmicos de mayor o menor intensidad, de ahí el interés de instalar sismógrafos en las zonas de historial con terremotos, inicialmente, y hoy casi a lo largo y ancho del mundo. 

La isla de Cuba, no entra directamente en ninguna de las dos categorías, no la atraviesa ninguna falla importante de la corteza terrestre, como es el caso en la vecina Centroamérica y por ello solo comparte con sus vecinos el azote de la temporada de huracanes que a todo el Caribe maltrata. Sin embargo parece que algo se está moviendo en la corteza social.

Cuando la Revolución, de la mano de Fidel Castro y el Che Guevara, llegó a La Habana, contaba con el apoyo, casi unánime, de la intelectualidad y la cultura cubana. Venían de la dictadura de Batista y la explotación de la mafia de Meyer Lansky y Lucky Luciano, y es comprensible que la cultura esperase algo mejor de lo que tenían. Pero poco les duró la alegría.

Los Castro, especialmente Raúl con claras afinidades en Moscú, traían la lección aprendida en cuanto al control de la cultura al modo soviético. Los creadores debían trabajar por la Revolución, “dentro de ella todo, contra ella nada”. Había que construir el “hombre nuevo” y la cultura debía cooperar de modo que, en la primera división quedaron los afines o sumisos, como la “nueva trova” de los Rodríguez o Milanés; hubo otros que no lo aceptaron y su pago fue un exilio que no los perdonó ni tras la muerte, como Bebo Valdés, Celia Cruz o Cabrera Infante; atrás quedaron los más castigados, los que fueron silenciados en vida, como Lezama Lima, y convenientemente recuperados tras su muerte para mayor escarnio de los interesados y gloria del régimen.

Esa ha sido la norma durante más de sesenta años, pero ahora, cuando el “el hombre nuevo” ya se ha hecho viejo sin conocer otra cosa que la miseria moral y económica de la Revolución, otras generaciones van emergiendo, y, lo que es peor para la dirigencia, con un cierto nivel de acceso la información y a lo que sucede en el mundo, lo que les da ganas de vivir libremente, especialmente en el mundo de la cultura.

El Movimiento San Isidro, MSI, es una organización de artistas creada hace un par de años con la finalidad de luchar, pacíficamente, por los derechos culturales y civiles de la sociedad cubana; cuentan con un local, en el barrio del mismo nombre, que fue asaltado por la policía cubana para detener a un rapero que posteriormente ha sido condenado a ocho meses de prisión. Siguió un encierro con huelga de hambre y nuevo asalto, lo que ha provocado, el pasado viernes, una concentración de artistas e intelectuales cubanos ante el ministerio de cultura, que no creció más por el cierre de calles policial.

La novedad fue el recibimiento de una delegación de los concentrados por el viceministro de cultura, y tras unas horas de discusiones un acuerdo sobre diversos puntos relativos a la libertad de expresión “cultural”, algo que, así de entrada, parecía un logro epocal, y hasta épico. Pero efímero.

Poco le ha faltado a Díaz Canel, el presidente delegado, para condenar pocas horas después a los concentrados como agentes del satánico imperio norteamericano y antirrevolucionarias lo que nos avisa de varios movimientos telúricos. La vieja guardia, Raúl y su gerontocracia, no está por la labor de una apertura en el régimen; la sociedad cubana, encabezada por la cultura, tendrá que seguir porfiando y mojándose como estos últimos días si quiere algún cambio y, por último, Joe Biden no va a encontrarse las cosas hechas en relación con el problema cubano.   

Ah, y el viceministro que vaya pensando en buscarse un empleo.

Versión en asturiano en abellugunelcamin.blogspot.com

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: