sábado, mayo 18, 2024

Más lectura

Editoriales y Portadas

Noche de Yalda, noche de luz

Eso es la Noche de Yalda para los iraníes, la luz sobre la oscuridad. Durante 2.500 años y aún hoy, pese a la censura del régimen islámico en el país persa, la Noche de Yalda se celebra para conmemorar la llegada del invierno pero también la llegada de la luz, debido a que el 21 de diciembre, que es cuando se celebra, es la noche más larga del año antes de la salida del sol.

Yalda es una palabra de origen siríaco y significa ´´nacimiento´´ ´´natividad´´en alusión a un alegórico nacimiento del sol, pero también al Dios Mitra, Dios del sol, que era adorado en el Imperio Persa al igual que Ahura Mazda, deidad suprema del zoroastrismo, religión oficial antes de la invasión e islamización en el 651 d.C cuando se prohibieron las celebraciones no islámicas.

Se coloca una mesa o un altar con un mantel, en el cual se añade el Avesta, textos sagrados del Zoroastrismo, se leen poemas de Hafez, quien es considerado el mejor de los poetas en Irán, se encienden velas para que la luz derrote a la oscuridad y se añaden dos frutas principales que son la granada y la sandía. La granada es símbolo de la fertilidad y la alegría. Se cree que comiéndola, uno encontrará energía y nueva vida. La sandía simboliza el recuerdo del verano y las temperaturas altas. Se cree que si se come sandía en la Noche de Yalda, en todo el invierno, el frío y la enfermedad no los vencerán a quien la coma.

También se encienden fogatas en las cuales se comen frutos secos y granadas y se lee a Hafez y se baila para festejar la luz sobre la oscuridad, también se bebe vino, que pese a la prohibición a veces se consigue, el vino suele ser usado en Yalda en la comunidad iraní en el exilio.

Bajo la dinastía Pahlavi (1925-1979) Yalda volvió a ser fiesta oficial en Irán hasta la Revolución Islámica, cuando se volvió a prohibir, pero en los último años ha revivido con más fuerza, al igual que otras fiestas milenarias persas como el Día de Ciro el Grande o Nowruz.

Al pueblo de Irán que tenga pronto una Noche de Yalda para celebrar su libertad y renacimiento al son de la música y del canto de los versos de Hafez y del baile.

Y en cuanto a mis queridos amigos iraníes en el exilio, este artículo va por ustedes. No estáis solos en esta lucha. Muchos os apoyamos.

Y a mis queridos lectores y miembros de la HMNE les deseo una Feliz Navidad y próspero Año Nuevo 2024.

Que la luz de Yalda como la de la Estrella de Belén traiga paz y libertad a Irán, que traiga paz y alegría también a las gentes de Gaza, de Israel y de Ucrania y de tantos países donde la luz debe brillar frente a la barbarie. Sobre todo, que traiga esperanza.

¡Feliz Navidad y Viva el Rey!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos populares

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies