Espuma bajo mis plantas,
negrura en el firmamento,
una luz en la distancia,
yo sola y mis pensamientos

Con la mente polvorienta,
con el gesto muy cansado,
que conduce a somnolencia
e invita a cerrar los párpados.

Con el corazón alerta,
los músculos extenuados,
lucho por estar despierta;
más no sé si lo he logrado.

Mil preguntas sin respuesta,
mi cerebro está angustiado
no quiero exponer mis quejas,
sin saber si estoy soñando.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: