ūüďß elmonarquico@monarquicosdeespana.es

HAZTE SOCIO DE LA HERMANDAD NACIONAL MON√ĀRQUICA DE ESPA√ĎA

Alicia Merino de la Cruz

Existes

No ceso de recordarte en esta tarde tranquila, el dolor que tu inspiraste, melod√≠as o poes√≠as; Y lo que muchos propugnan tom√°ndote por baluarte; aunque quiz√°s te confundan haci√©ndote escaparate. Amor que sue√Īan los justos, amor que tantos persiguen, amor…

Alma de navidad

Navidad de las estrellas, navidades de ilusiones, navidad que siempre dejas tu huella en los corazones. Se oyen himnos y oraciones, se olvida la ingratitud, atr√°s las malas pasiones para el bien hay solicitud. Siento desaparecer otras entre la nostalgia;…

La felicidad

La felicidad no existe, nos dijeron nuestros padres, es el sue√Īo que persiste envuelto en frivolidades. S√≥lo es feliz quien se olvida de s√≠ y de sus afanes. Quien a su interior dedica lo mejor que puede darle. Quien maldice…

RINC√ďN DE LA POES√ćA

Seguiré

Seguir√© en el r√≠o mojando mis pies, frente a la monta√Īa med√≠ mi altivez seguir√© nadando contra la corriente, mi temperamento es d√©bil y es fuerte. Seguir√© empe√Īada en hacerme da√Īo, cuando in√ļtil es buscar el amparo. He de retirarme,…

RINC√ďN DE LA POES√ćA

Soledad

Espuma bajo mis plantas, negrura en el firmamento, una luz en la distancia, yo sola y mis pensamientos Con la mente polvorienta, con el gesto muy cansado, que conduce a somnolencia e invita a cerrar los p√°rpados. Con el coraz√≥n…

El poeta

El poeta, busca la soledad, como el muerto a su entierro, el pirata su barco, o la abeja, colmena. La busca, en las cumbres que divisa blancas. Va caminando entre brumas, luces y sombras, l√°grimas y risas, flor y maldad….

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies