26 de septiembre de 2021

SORAYA TARZI, LA REINA OLVIDADA

Fue la primera Reina de Afganistán y un ejemplo de modernidad a seguir por las mujeres de su país. La Revolución de 1929 liderada por los fundamentalistas la derrocó a ella y su esposo y los exilió a Italia en donde moriría, y ahora, con el fin del gobierno, la vuelta de los Talibanes y su reconquista de Kabul puede que dentro de poco nadie sepa quien fue la Reina Soraya Tarzi. Aquí desde luego se sabrá por siempre, y espero que algún dia se recupere su legado, si queda algo de Afganistán que pueda recuperarse.

Soraya Tarzi nació en el exilio, en Damasco, Siria, el 24 de noviembre de 1899. Por aquella época Siria era parte del Imperio Otomano y la familia de Soraya, al haber sido contraria al gobierno de Kabul y del Emir Abdur Rahman Khan, estaba desterrada. En Damasco su padre le enseñó persa, árabe y pastún. En 1901 con la subida al trono del Emir Habibullah Khan la familia Tarzi regresó a Afganistán.

Soraya conoció al Príncipe Amanulá Khan, hijo de Habibullah Khan, en la corte real de Kabul y ambos se enamoraron, casándose el 30 de agosto de 1913 en el palacio Qawm-i-Bagh, en Kabul, recibiendo Soraya el título de princesa. El matrimonio tuvo 10 hijos. 

En 1919 el Emir fue asesinado y su hijo se convirtió en nuevo Emir, cambiando el título por el de Rey en 1926, pero desde 1919 Soraya fue Reina Consorte, teniendo un papel importante en la evolución del país. 

Tanto Soraya como su esposo deseaban reformar la sociedad afgana y en 1923 se adoptó la primera constitución del país, que garantizaba las libertades individuales y los derechos básicos: abolición de la esclavitud, educación secular para ambos sexos, clases para adultos analfabetos y nómadas, implantación de una corte suprema y cortes de justicia seculares, abolición de los privilegios de la realeza y nobleza y los líderes tribales, se animó a las mujeres a salir del encierro y a dejar de usar el velo y el burka, siendo Soraya ejemplo de ello, dado que en ningún acto oficial llevó jamás prenda islámica.

La labor de Soraya se centró en las mujeres. Fundó las primeras escuelas para niñas y mujeres y hasta una revista en donde se defendía el derecho de la educación y la emancipación femenina. La labor de la Reina fue tan admirable que Amanulá Khan decía a sus ministros:

-Yo soy vuestro Rey, sin duda. Pero  no hay duda  de que vuestro Ministro de Educación  es mi esposa.

Con las reformas del Rey la situación mejoró notablemente en aquellos años.

*Se fundó la Universidad de Kabul

*Se fundó el Museo de Kabul

*Se fundó la Biblioteca de Kabul

*Se concedieron derechos a los Bahaís, judíos y cristianos

*Llegada de la luz eléctrica

*Fundación de  la Radio Kabul y el cine

*Construcción de presas de riego y sistemas de agua potable para mejorar la calidad de vida en el campo y la población

*Se lanzó una campaña anticontrabando y anticorrupción

*Se construyó la primera red ferroviaria que unía el Palacio Real con el centro de Kabul

Sin embargo en 1923 tuvo lugar la primera revuelta fundamentalista contra las reformas, liderada por los Mulás, quienes exigieron al Rey parar y concederles poder. Pese a que la revuelta fue aplastada el Rey modificó la constitución para volverla más conservadora y calmar los ánimos. 

En 1928 Soraya y su esposo visitaron Europa, Berlín fue donde más protagonismo tuvieron y la elegancia de la Reina fue inmortalizada en varias fotografías. Iba con el Rey incluso de caza algo nada visto hasta entonces y en 1926 en el séptimo aniversario de la independencia de Afganistán Soraya pronunció en su discurso:

La independencia nos pertenece a todos y por eso la celebramos. ¿Creen, sin embargo, que nuestra nación desde el principio sólo necesita hombres para servirla? Las mujeres también deben participar como lo hicieron las mujeres en los primeros años de nuestra nación y del Islam. De sus ejemplos debemos aprender que todos debemos contribuir al desarrollo de nuestra nación y que esto no se puede hacer sin estar equipados con conocimientos. Por tanto, todos deberíamos intentar adquirir tanto conocimiento como sea posible, a fin de poder prestar nuestros servicios a la sociedad a la manera de las mujeres del Islam primitivo. 

En 1928 estalló otra revuelta fundamentalista que se tornó en guerra civil, y al año siguiente, con los enemigos a punto de entrar en Kabul, Amanulá Khan decidió abdicar para poner fin a la guerra y huyó a la India acompañado de Soraya y su familia, más tarde se instalaron en Roma. Tras su derrocamiento, las reformas de Amanulá fueron abolidas, incluso el ferrocarril fue destruido por los conservadores, pero no se abolió la monarquía y un pariente del Rey, Nadir Shah, de talante más conservador, se convirtió en el nuevo Rey de Afganistán.

Soraya y su esposo pasaron el resto de su vida en el exilio. Amanulá Khan murió en Zúrich, Suiza, el 25 de abril de 1960 a los 67 años de edad y su cuerpo fue llevado de vuelta y enterrado en el Mausoleo Real de Afganistán. Ocho años más tarde Soraya murió a los 69 años, el 20 de abril, solo 5 días antes del octavo aniversario del fallecimiento de Amanulá. Por su condición de reina fue llevada de vuelta a Afganistán y enterrada al lado de su esposo. 

Cinco años más tarde el Reino de Afganistán era derrocado por un golpe de estado, llevando al país a una serie de dictaduras e invasiones, las cuales germinaron en el movimiento Talibán que desgraciadamente vuelve a gobernar el país que soñaron con modernizar la Reina olvidada y su esposo, siempre pensando en el bien común de su pueblo.

(Autor) La foto es de wikipedia

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: