Tus zonas de éxito

Tus zonas de éxito

Amigo y desocupado lector, atendiendo al título de este libro Tus zonas de éxito, he de decirte que el éxito no consiste en ganar dinero y hacerte millonario. No es este un libro más de autoayuda, sino una autobiografía personal de éxitos y fracasos.  La palabra éxito no es sinónima de felicidad ni de tranquilidad. Es un concepto de la sociedad de consumo, que cree que el éxito es poder tener todo lo que se te antoje.

 Todo en el hombre es mental y relativo, según en la sociedad en la que vivas. Por ejemplo para un haitiano, las personas más pobres del mundo, es comer cada día, o tener un techo donde dormir o zapatos. Si lo logra ese día será para él un día exitoso. Para un indio es tener la suerte de que una vaca sagrada entre en tu tienda de verduras y se coma una lechuga. Y para un corredor de Bolsa del índice Ibex 35, su éxito consiste en poder ganar un millón de euros o no perderlo. Para el 50 % de los jóvenes españoles encontrar un primer empleo. El autor de este libro de autoayuda y valores morales es Ramón Fernández Palmeral colaborador El Monárquico, y autor de más de 40 libros de diferentes temas en distintas editoriales, así como artículos en varios medios de comunicación de Madrid y Alicante.

    No me he entrevistado con un monje budista del Tibet, ni de Alicante, sino que son los hechos y pensamientos de mi vida, de un español nacido durante la posguerra en el año 1947 que, saliendo de la nada, ha llegado alto. No encontrarás fórmulas cabalísticas para mejorar el limitado mundo interior del que disponemos, ni esoterismos ocultos; pero sí hallarás consejos prácticos de comportamiento, de acción y reacción que te podrán ayudar a saber más en todos los órdenes de tu vida. O como decía un sabio: «Al leer libros adelanté años, puesto que los conocimientos ya los habían escrito otros antes que yo». Como dice el sabio refrán castellano: «Más sabe el sabio por viejo que por diablo» pienso que esto es lo que me pasa mí en unos tiempos en que se valora la experiencia más que a los novatos de la vida.

   Me considero un hombre de éxito, dentro de la clase social a la que pertenezco y dentro de mis posibilidades. Porque uno tiene que saber siempre dónde está, de lo contrario te sentirás atribulado y aturdido y es posible que incluso frustrado o rechazado. La sociedad utópica del socialismo igualitario aún no ha llegado, y es posible que tarde o temprano se empeore en el futuro.

    La deriva del éxito siempre es ascendente, cuanto más éxito tienes más quieres y más fácil será conseguirlo. Y cuanto más tienes, más infeliz eres, porque te acosan los problemas.  Para los budistas, el deseo es la causa de toda infelicidad. Porque lo importante es compartir, sobre todo cuando no se tiene nada, eran las ideas comunistas y marxistas del siglo XIX, que consideraban que la forma de sobrevivir consistía en repartir los bienes, y que no hubiera propiedad privada, sino la de un Estado -padre-  que lo controlara todo. Pero con el tiempo se ha visto que esta ideología social no ha desempeñado su papel esperado, porque se ha encontrado frontalmente con la condición humana, como es la ambición, la codicia, la envidia, la apariencia o el deseo de ser importante que hace muchos años Dale Carnegie escribió y desarrolló en su libro ¿Cómo ganar amigos en influir sobre las personas? de 1936.

    Actualmente el lector de la revista El Monárquico, se encuentra semanalmente los 100 artículos de este libro Tus zonas de éxito en la sección de Opinión, con una gran acogida entre los lectores, según me dice mi redactora María Consuelo Giner Tormo. El libro de 216 págs. se vende en LULU/Francia y en Amazon. https://www.amazon.es/zonas-%C3%A9xito-Ramon-Fernandez-Palmeral/dp/1365610500