Los ojos bellos y dulces
que luces en tu mirada
portan cargas de ilusiones,
de sonrisas y esperanzas.

Son ojos de verde oliva,
casi moros, africanos,
que llevan asombro, dicha
de galanuras tempranas.

¡Ay, ojos color de valles!
¿Qué le pasa a tu mirada?
Una cortina de lluvia
de transparente cristal
ha anidado en tus pupilas
sintiendo tus verdes mares,
la dulce triste coreografía
de saber lo que es querer.

¡Ay, ojos color de valles!
¿Qué le pasa a tu mirada?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: