Hay dos pilares en la vida humana.

Uno; amor: querer amar, ser amado,
primavera constante es transportado
y solución encuentra venusiana.
   
Otro, esperanza: da fuerza en los baches
te ayuda a pensar que en el futuro
todo quedará arreglado y seguro,
invierno pasajero, azabaches.
   
Estas dos palabras son tan mágicas
que casi pasan desapercibidas,
pero solucionan cosas trágicas.
   
Esperanza y amor están unidas
por un lazo de unión que es invisible,
pero muy efectivo en nuestras vidas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: