El hombre y el mono

El hombre y el mono

¡A Darwin inmortal, le demos gloria!
Que ya hace siglos descubrió, profundo,
que el hombre y el mono son en este mundo
similares especies en su historia.

Y ahora, le descubre nuestra ciencia,
ser igual en memoria, actos y hechos.
Y cual persona, da mismos derechos,
que el hombre de él desciende en magana esencia.

Al ser monos tan listos, hacer puedan
Ingeniería y Ciencias más exactas,
y en las dolencias graves y compactas
operar a los hombres tal accedan.

Y a los hombres por selvas me los veo,
encaramados a una débil rama,
y cuando el apetito sexual llama
encamaremos a una mona creo.

Yo, en mi opinión modesta, considero
que árbol cualquiera, o irracional bruto,
viven, mueren y sienten grave luto,
mas compararme a monos..., es artero.

Viejo seré, quizás, mas estas cosas
no las concibe mi sensata mente;
pero el actual progreso, dignamente
nos muestra estas ideas luminosas.

Mentes privilegiadas del Estado,
leyes harán por protegerlos cautos,
y mientras yo a pie voy, ellos en autos...
¿no os parece en demencia demasiado?