Ya decidida a poner fin a esta pequeña saga anecdótica, elijo una del Papa Juan XVIII, que trata un tema de envergadura, naturalmente espoleo mi imaginación y veo, leyendo “La cabaña del tío Tom”, películas con enormes campos de algodón, puja de esclavos, o sea un mundo donde el ser humano a veces era una propiedad.

Me alegra la actitud de dicho Papa, que en el 1005 condena el comercio de esclavos, que llevaban a cabo catalanes y venecianos.

Tiempo ha, en mi recorrido por las tierras de España, recuerdo una visita a San Juan de la Peña; me impactaron la armonía en el contraste entre peñas vivas, naturaleza pura en simbiosis con la materia prefabricada. Si cabe este recuerdo quedó más arraigado, ya que tuve la suerte de contemplar el majestuoso vuelo de un águila, así engarzo este hecho con el Rey Sancho III el Mayor, de Navarra, quien restaura dicho monasterio, según el rito benedictino en el 1028.

Como la vida estudiantil está plena de vivencias de toda índole, aquí me siento en una clase de Literatura comentando algún pasaje del “Poema del Mio Cid”, y tras comentar cada uno sus apreciaciones coincidimos todos cuando aquella niña dio de beber al Cid, el famoso vaso de agua.

Y es que 1081 cuando Alfonso VI lo destierra advirtiendo que por donde pasase fuera repudiado, solamente le auxilió el Califa árabe al-Mugtadir. 

El Cid fue siempre leal a su Rey, pues en 1083 lo salva de una emboscada comandada por el alcalde de Rueda.

Y ya que estamos inmersos, sufriendo esta lucha contra el Covid dichoso, compruebo que en el 1109 hubo una epidemia en Francia llamada la del “mal ardiente”, producida por el cornezuelo del centeno. Aquello pasó, lo de ahora, estamos seguros que tendrá su fin.

Ríanse ustedes de los cotilleos de las revistas del corazón cuando aluden a las relaciones de viudos/as que rehacen su vida a los pocos meses, recalcando que todavía el difunto tenía el cuerpo caliente, era demasiado pronto asistir a ese acto social, etc.

Pues agárrense los cinturones quienes no hayan leído estas efemérides que saco a colación.

Fue en el 1034 cuando fue asesinado Romano III, Emperador de Bizancio y su viuda Zaé se casa ese mismo día con Miguel IV. A los ocho años, en el 1042, es destituido el Emperador Miguel IV y Zoé se casa con Constantino IX Monómaco que enseguida se proclamó Emperador. Constantino fallece en 1055 y le sucede Teodora, hermana de Zoé.

Pensando en la inversión de la escala de valores que tenemos actualmente: la corrupción, las medias verdades etc., etc. desempolvo del pasado una obra de Pedro Damián titulado “Libro de Gomorra” donde se describen los vicios del clero italiano, o sea que el mal y la desvergüenza ya estaban de moda antaño, pero ahora gozan de más divulgación 

Común ha sido en este confinamiento el hacer tartas, leer mucho, escuchar música, volver al pasado con viejas fotografías…

Pues bien, yo topé con el retablo de la Iglesia Mayor de Santiago, de mi pueblo, Jumilla, que es una de las más emblemáticas de la región murciana y fue construida en el siglo XV, miré una foto y me trasladó a la ciudad del Apóstol Santiago, donde su catedral dio comienzo en el 1075 

Leí hace años un artículo en un periódico donde decía la expansión de la devoción a Santiago Apóstol toda España y naturalmente nombro a mi pueblo, como a la de Jaén, que es muy cercana a Murcia pues comparto que en 1053 se puso la primera piedra de esta catedral; cuando la vi la extrañé mucho, pues a la vez que catedral era fortaleza. 

Este sofocante calor, me hace anhelar los días fríos de invierno y como con la pluma se puede viajar, al instante me encuentro en mi sillón, viendo la Cabalgata de Los Reyes Magos de Alcoy, la primera de España, pues bien, Los Reyes Magos, que tanto veneramos en España, descansan en Italia, en la ciudad de Maguncia.

Sus cuerpos embalsamados se descubrieron en 1158; podemos elevar una oración por los que todo lo dejaron por seguir aquella estrella y deseo le brindemos una sonrisa en memoria de los vivos recuerdos de nuestra niñez de esta bendita y lúdica fiesta.

Y tal vez un rayo de luna me ha trasladado al año 1987 

En el “boom” de las sevillanas, baile que muchos aprendimos con más o menos gracia, Sevilla se puso de moda en España y sí fue en Sevilla en el 1172 cuando se empezó a construir la Giralda, que en su día fue minarete de una mezquita, como bien saben.

Y recordemos ahora aquel ¡Ah!  Cuando contemplamos la Torre de Pisa, “¡Pero si es verdad, si está inclinada!”. Pues fue el arquitecto Pisano quien la construyó como campanario de la catedral.

Ya estamos casi al final, que es en Palermo donde en el 1182 se termina la construcción de la catedra de Monreal de estilo románico siciliano

Monreal, como saben, es un apellido y me ha emocionado un poco porque casualmente es como se apellidaba mi esposo

Foto de la Explanada de España (Alicante)

Y ya fuera del programa de este artículo, a modo de fin de fiesta envío mi cariño a los tres lugares donde ha discurrido y sigue mi vida: al “Jardín del Rey Don Pedro”, de Jumilla, al “Parque 9 de octubre”, de Petrer y a la “Explanada de España”, de Alicante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: