Eres como el agua pura
que corre del río al mar;
tengo la luna en mis manos
si me veo en tu mirar;
me siento la más dichosa
-y no se puede ocultar-
cuando te tengo muy cerca,
y no necesito más;
contigo es mucho más fácil...
podrá llover o tronar
a lo largo de la vida,
podré reír o llorar,
como el día va y viene
transcurriendo sin cesar,
pero no importará nada
si te tengo al caminar;
sólo le pido a la vida,
para ya vivir en paz,
que nuestra historia no pueda
llegar a tener final.
De su libro Del amor y la amistad. Colección de romances. Alicante, 2003.

© Fuentes del Algar. Alicante

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: