EL RELOJ

Era el amanecer. Estábamos en una pequeña localidad rural llamada 16 de Julio. Los teros dieron anuncios de visitas inesperadas, por cierto. Miré de soslayo la hora: las 05:00 a.m.…

Continuar leyendoEL RELOJ